Pato a la naranja

¿Quieres aprender a preparar el famoso pato a la naranja? Te proponemos una receta deliciosa y perfecta para sorprender.

También te puede interesar:

Ingredientes:

  • 1 pechuga o magret de pato
  • 1 naranja
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 g de beicon
  • 1/2 vaso de jerez
  • 1/2 vaso de vino de Oporto
  • 50 g de azúcar
  • sal
  • pimienta.
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 75 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Empezar retirando la piel y la grasa de la carne.
  2. Cortar a tiras y echarle sal y pimienta al gusto.
  3. Pelar la naranja, cortar la piel en juliana y hacer zumo con la pulpa.
  4. Picar en trocitos muy finos la cebolla.
  5. Picar el beicon.
  6. Añadir aceite de oliva en la cacerola y verter el pato.
  7. Retirar y reservar.
  8. En el mismo aceite del pato, sofreír la cebolla y el beicon hasta que quede doradas.
  9. Agregar la miel y mezclar.
  10. A continuación, regar con el Jerez y el vino de Oporto.
  11. Dejar hervir y añadir el vinagre de sidra y el zumo de naranja exprimido.
  12. Añadir a toda la mezcla, las tiras de pato y dejar cocer a fuego muy suave durante 1 hora aproximadamente.
  13. Coger un cazo y añadir el azúcar con 3 cucharadas de agua hasta llevar a ebullición.
  14. Cocer 5 minutos, añadir la juliana de naranja y hervir 5 minutos más.
  15. Llegó la hora de servir. Repartir el pato caliente con su salsa en pequeñas cazuelitas y decóralas con juliana de naranja. ¡Listo para servir!

Consejos útiles sobre el pato a la naranja:

Si te apetece cocinar algo diferente un domingo en el que tengas tiempo, te recomendamos el pato a la naranjaMerece la pena invertir un ratito en la cocina para preparar un plato tan delicioso como este. Además, si sigues las recomendaciones de elaboración del apartado anterior, la receta quedará perfecta. 

El pato tiene un sabor muy particular y suele contener más grasa que otros tipos de carne de ave, por ello es muy importante que tengas en cuenta que es una carne de consumo ocasional, perfecta para preparar en comidas especiales. En esta receta se elimina la piel y la grasa, lo que aligera mucho el plato.

El magret o pechuga de pato lo encontrarás en prácticamente cualquier supermercado. Esta pieza de carne generalmente suele comercializarse envasada al vacío en la zona donde están las piezas de ave (o puedes encargárselo a tu carnicero de confianza) y es perfecta para preparar esta receta.

Es una carne que combina muy bien con sabores dulces, como reducciones de vino dulce o la clásica salsa de naranja. Puedes dejar espacio a tu imaginación y apostar por lo que más se adapte a los gustos de tus invitados o al tuyo. 

Generalmente, el magret de pato es una carne que se suele cocinar a la plancha en bloque y servir, al punto o poco hecha, en filetitos. En este caso te proponemos una forma diferente de cocción donde la carne queda muy jugosa pero perfectamente hecha.

Como verás en la foto, presentamos esta receta en formato individual. De manera que es ideal para servir en un picoteo informal. También puedes servirlo en un plato en más cantidades y tendrás un segundo de excepción. ¡Cuando pruebes el pato a la naranja te vas a enamorar de este clásico de la cocina francesa!

Continúa leyendo nuestras recetas...