Pechugas de pollo a la plancha con setas

Un plato delicioso que gustará tanto a grandes como a pequeños, además es ligero y bajo en grasas. ¡No te pierdas esta deliciosa y saludable receta!

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo con la piel
  • 250 g de níscalos u otras setas de temporada
  • 1 cebolla
  • 100 ml de caldo de ave desgrasado
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Unas ramitas de hierbabuena
  • Pimienta molida
  • Sal.
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Carnes
Light
Sin gluten

Elaboración:

  1. Lavar las pechugas y secarlas muy bien.
  2. Salpimentar por ambos lados.
  3. Rociar una plancha con 2 cucharadas de aceite y hacer las pechugas por todos los lados. Es importante cocinarlas muy bien para que la carne no quede cruda en el interior.
  4. Retirar la carne y desglasar la plancha con el caldo de ave.
  5. Colarlo y reducirlo a la mitad a fuego suave.
  6. Retirar la parte terrosa de las setas.
  7. Pasarles un paño húmedo si no están sucias.
  8. Pelar y picar fino la cebolla.
  9. Calentar el aceite en una sartén y rehogar la cebolla sin que coja color.
  10. Incorporar las setas.
  11. Saltear a fuego vivo para que suelten su agua durante 5 minutos.
  12. Sazonar con sal y pimienta al gusto y con la hierbabuena picada.
  13. Filetear las pechugas y disponerlas en los platos de servir con las setas y napadas con la salsa.

Más información sobre estas pechugas de pollo a la plancha con setas:

El pollo es uno de los alimentos más consumidos en el mundo y es que su carne es saludable y nutritiva.

Las pechugas son la parte que menos grasa tienen del pollo y su aporte calórico es mínimo. Aunque claro, esto dependerá siempre de la forma en que se cocinen, ya que un rebozado o un frito tendrán mil veces más calorías que si esta pieza se cocina al vapor o a la plancha.

Para esta receta hemos optado por la plancha, que es la manera más sana, rápida y fácil para cocinar el pollo. Solo necesitas una sartén plana o plancha, un poco de aceite de oliva, las pechugas de pollo y cocinarlas muy bien para que el interior quede totalmente hecho. No tiene más secreto.

¿Y las setas?

Las setas son un alimento típico del otoño y la primavera, aunque puedes encontrar de cultivo durante todo el año en el mercado. Si no es temporada de setas silvestres, no lo dudes y prepara esta receta con unas setas shiitake o con unos buenos champiñones o puedes recurrir a las setas en conserva o desecadas, que también dan muy buen resultado. 

Es importante limpiar muy bine las setas antes de cocinarlas, para eliminar muy bien cualquier resto de arena que pudieran tener. Debes limpiarlas con un paño húmedo para eliminar completamente la arenilla, pero no las pongas en remojo, para que no pierdan sabor. Una vez limpias, hay que secarlas muy bien antes de cocinarlas.

Los hongos no duran mucho en perfectas condiciones, aunque estén en la nevera se echan rápido a perder. Para que esto no suceda consúmelos lo antes posible o utiliza setas desecadas o en conserva, que puedes tener durante grandes temporadas en la despensa.

Como verás, esta receta es muy sencilla y con ella se consigue un plato sano y muy sabroso. ¡La combinación de setas y pollo es siempre ganadora!

Continúa leyendo nuestras recetas...