Pizza casera: un buen plato fácil, divertido y familiar para comer en un día de fiesta como hoy

¿Qué mejor que elaborar y disfrutar una pizza casera en un día tan especial como el de hoy? Aitana Ávila, de Masterchef, nos enseña su receta favorita.

Hola a todos. Espero que estéis bien y que estéis disfrutando de este día de fiesta. Este año cae en domingo, así que para los que habitualmente libramos los fines de semana no será muy diferente, pero para todos aquellos que soléis trabajar en domingo os deseo un feliz día de fiesta y que descanséis y disfrutéis que lo tenéis más que merecido.

Los días de fiesta desde que tengo hijos son mucho más productivos y los disfrutamos compartiendo tiempo juntos y muchas veces cocinando. Los domingos suelen ser un día especial en mi casa porque solemos hacer siempre los “domingos de pizza” que a los enanos les encanta y a nosotros también, así que la cena de los domingos la tiene adjudicada este plato cuyo origen (como bien sabemos todos) es italiano (más concretamente de Nápoles) y data del siglo XIX, pero cuyo nombre es de origen griego, algo que yo personalmente desconocía.

Aunque sea uno de los platos italianos por excelencia, a día de hoy está extendido por todo el mundo, debido a la popularidad y éxito que tiene, y es uno de los platos internacionales más conocidos y consumidos. Es un plato estrella que triunfa tanto en restaurante como a domicilio, ya que se puede consumir en cualquier lugar, y que puede estar más o menos rico, pero que siempre sacia los paladares más exigentes.

Nosotros muchos domingos que igual hemos pasado el día fuera con los enanos, la pedimos a domicilio por falta de tiempo, pero si nos quedamos la tarde del domingo en casa siempre solemos cocinarla nosotros con los niños, que les divierte muchísimo. Se puede adaptar además cada pizza a los ingredientes que a uno le gustan, hacerlas por mitades, enteras, rellenas.. mil opciones diferentes! Pero todas con una base común: una base de harina (aunque en esto también hay mil versiones más saludables de masas veggie, más ligeras..), y tomate y mozzarella. El resto es dejar volar la imaginación y podemos añadir los ingredientes que más nos apetezcan.

Las masas también se pueden comprar hechas en cualquier supermercado, pero yo os recomiendo que probéis a hacerla vosotros mismos en casa, ya que apenas cuesta trabajo y la diferencia es clara. Tenemos mucho rechazo muchas veces a cocinar cosas que son mucho más sencillas de lo que creemos, y la masa de pizza es una de ellas. Así que os animo a romper la pereza que da muchas veces ponernos manos a la obra y os dejo aquí la receta para que no tengáis excusa, hoy es un día perfecto para intentarlo.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Pasta

Ingredientes:

Pizza casera
Foto: Istock
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 300 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 7 gramos de levadura fresca de panadería
  • Una pizca de sal

Elaboración:

  1. Echamos la harina en una superficie limpia (puede servir la encimera de la cocina) y hacemos un agujero en el medio, simulando un volcán. Es ahí donde echaremos la levadura previamente disuelta en agua tibia.
  2. Con una cuchara de madera o de silicona (para que no se nos peguen las manos) vamos incorporando dicha levadura disuelta del centro para fuera, mezclándola poco a poco con la harina.
  3. Una vez tenemos incorporada la levadura y mezclada con la harina, volvemos a hacer otro agujero en medio donde añadiremos el aceite de oliva virgen extra poco a poco y la pizca de sal. 
  4. Con todo incorporado, podemos mezclar ya con las manos e ir amasando (será un poco pegajoso pero poco a poco se irá haciendo más elástica).
  5. Debemos refinar la masa, y para ello lo que haremos será estirarla y retorcerla varias veces, volviendo a juntarla y amasarla sin parar.
  6. Tras unos 10 minutos de amasado, quedará más elástica y homogénea, y si vemos que requiere más harina no dudaremos en incorporar un par de cucharadas más. La cantidad de harina que requerirá la masa es ese punto en el que no se nos pegue a las manos.
  7. Hacemos una bola con la masa, la metemos en un bol y tapamos con un trapo durante una hora, hasta que, hundiendo un dedo en la misma, la masa vuelva a su posición original. Ahí estará ya lista.
  8. Una vez la masa ha fermentado y la tenemos ya lista, la cortamos en 3-4 porciones diferentes (nos dará para más de una pizza) y la extendemos sobre una superficie enharinada. Con un rodillo vamos dándole forma, que vaya quedando finita (a mí me gusta cuanto más fina mejor, ya que después subirá algo en el horneado).
  9. Cuando tenemos ya la masa estirada y preparada, la cubrimos con tomate casero y le echamos mozzarella por encima. Aquí llegó el momento de dejar volar la imaginación e incorporar los ingredientes que queramos (más adelante os contaré en otro post un par de ideas de pizzas muy especiales y bien ricas).
  10. Metemos al horno precalentado a 200 gramos, dejamos 15-20 minutos en función del horno, y ya tenemos nuestra pizza lista para comer.

Es una receta que tiene mil y una versiones diferentes, las hay con levadura, sin levadura, con quinoa, con trigo sarraceno, integrales, con base de brócoli, de coliflor… cada vez conocemos más y más versiones adaptándose a todos los gustos. Nosotros en casa solemos decantarnos por las clásicas con jamón y queso o las de cuatro quesos, que son las que más disfrutan los enanos, pero podéis ser originales y probar con cualquier ingrediente que tengáis en la nevera.

Si os comenté que era un ingrediente versátil, la pizza lo es aún más. Y si nos decantamos por opciones saludables, es una buena forma de introducir verduras a los más pequeños.

Así que ya sabéis, ya no hay excusa para que las pidáis hechas y no probéis a hacer la masa en casa vosotros mismos.

Aitana Ávila

Aitana Ávila

Mi nombre es Aitana Ávila, soy una joven bilbaína de 35 años (camino ya de los 36) y soy nueva por aquí. He tenido la suerte de que me hayan encomendado una nueva labor y un nuevo reto profesional que acepto con muchísima ilusión e inquietud: formar parte de una de las revistas referencia de este país como es la revista Mía, y poder aportar mi granito de arena en algo que me apasiona, un canal en el que hablaremos principalmente de todo lo relacionado con uno de mis hobbies por excelencia, la cocina.

Continúa leyendo nuestras recetas...