Pollo asado a la brasileña

Una receta ‘made in Jamie Oliver’ muy original que está para chuparse los dedos.

Ingredientes:

Unsplash
Unsplash
  • 3 pollos poussin de corral
  • 1 pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 10 guindillas frescas
  • 3 limones
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de pimentón ahumado
  • 2 cucharadas de melaza negra
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 45 minutos
3 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Para hacer la marinada del pollo a la brasileña, quema el pimiento con la llama de tu encimera o debajo de la parrilla hasta que se ennegrezca por completo.
  2. Coloca el pimiento quemado en un recipiente tapado para cocinar al vapor durante 10 minutos, luego retira la piel y las semillas.
  3. Pela el ajo y corta las guindillas. En un procesador de alimentos. agrega todo lo picado junto a la pimienta, la ralladura y el jugo de los limones, el aceite de oliva virgen extra,  el pimentón y la melaza.
  4. Bate hasta que esté suave y bien mezclado todo.
  5. Limpia cada pollo y ábrelos con la pechuga hacia abajo (este paso puede hacerlo el pollero si se lo pides). Es importante retirar bien el exceso de grasa.
  6. Si lo limpias tú en casa, identifica primero la espina central pasando un dedo por la parte posterior de cada pollo, y detecta también el exterior blanco de la caja torácica.
  7. A continuación, coloca la punta de un cuchillo afilado grande verticalmente a un lado de la columna, insértalo en el pollo y presiona firmemente hacia abajo. Lleva el resto del cuchillo hacia abajo a lo largo de un lado de la columna en un movimiento para cortar todo en un solo movimiento continuado. Al mismo tiempo, coloca la palma de tu mano en la parte posterior de la hoja para ejercer una presión adicional.
  8. Por último, gira los pollos y repite el movimiento completo. Y tendrás que hacerlo dos veces por el otro lado de cada animal hasta poder retirar todas las carcasas, que puedes reservar para hacer caldo.
  9. Además, antes de adobar el pollo ya limpio, retira el ligamento de cada articulación, la zona conocida como la alita. También se pueden guardar para el caldo de ave.
  10. Con el pollo limpio, en un recipiente donde se reparta y se conserve bien, vierte la salsa sobre el pollo y déjalo macerando dos horas por lo menos. Confirma que toda la salsa baña a la carne.
  11. Una vez marinado, cocina el pollo en la barbacoa con fuego indirecto durante 35 o 40 minutos, o hasta que lo veas bien cocido. La alternativa si no tienes barbacoa es asarlo en el horno a 190 grados centígrados durante 30 o 35 minutos aproximadamente.
  12. Para acompañarlo, aprovecha la media hora para cocer arroz, cuscús u otro acompañamiento al gusto.

El pimiento rojo también lo puedes hacer en casa en el horno. A mucha temperatura, hasta que esté negro por ambos lados, para luego proceder de la misma forma: retirando la piel. 

Por otro lado, también puedes darle un toque final al pollo con unas hierbas al gusto que lo aromaticen más si cabe, aunque tal cual está ya espectacular. 

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}