Quiche Lorraine

Una tarta salada que se puede tomar templada o fría, perfecta para un picnic, como picoteo informal o como plato completo si la acompañamos de ensalada.

Tiempo de preparación: 45 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Queso

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa quebrada o brisa redonda
  • Media cebolla
  • 100 g de bacon magro
  • 5 huevos medianos
  • 200 ml de crema de queso
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • Mantequilla

Elaboración:

  1. En primer lugar, precalentar el horno a 200°C con calor arriba y abajo.
  2. Forrar el molde de quiche redondo con la lámina de masa quebrada. Acoplar bien a la base y las paredes para que coja la forma. Disponer unas legumbres secas sobre la masa para que tenga peso y no se infle.
  3. Introducir en el horno la masa durante 10 minutos.
  4. Pelar y cortar la cebolla. Rehogar a fuego medio con un poco de mantequilla. Reservar.
  5. Cortar el bacon en trozos pequeños y sofreír en la misma sartén que la cebolla. Sin aceite ni mantequilla porque el bacon soltará su propia grasa.
  6. Revolver hasta que coja color. Una vez esté dorado, sacar a un plato con un trozo de papel de cocina para que absorba la grasa resultante. Reservar.
  7. En un bol batir los huevos y después incorporar la crema de queso. Mezclar todo hasta que se integren bien los ingredientes.
  8. Añadir la nuez moscada y sazonar a nuestro gusto con sal y pimienta negra. Hay que tener en cuenta que el beicon de por sí ya está salado. Incorporar el bacon a la mezcla.
  9. Verter cuidadosamente la mezcla sin que se salga de la masa.
  10. Introducir la quiche en el horno otros 30 minutos hasta que la superficie se dore y el relleno se cuaje. Comprobar pinchando un palillo en el quiché; si sale limpio ya estaría hecho.
  11. Dejar que enfríe unos minutos antes de desmoldar.
También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...