Ravioli de mango con queso de cabra y tapenade

Prepara esta original receta de raviolis de mango con queso de cabra. Una combinación de sabores única que te encantará.

Ingredientes:

Para hacer el tapenade:

  • 150g de pasta de aceituna negra
  • 25g de anchoa en conserva
  • 15g de alcaparras
  • 0,5g pimienta negra 
  • 40g aceite de oliva
  • 1 diente de ajo sin el germen.

Para el aceite de albahaca:

  • 200g de albahaca fresca
  • 1L de agua
  • 300g de aceite de girasol.

Para hacer los raviolis de mango:

  • 1 mango un poco verde
  • 1 rulo de queso de cabra.

 

Tiempo de preparación: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta

Elaboración:

  1. Triturar todos los ingredientes para hacer el tapenade con la ayuda de una túrmix.
  2. Reservar en frío.
  3. Deshojar la albahaca.
  4. Hervir el agua, una vez hierva escaldar la albahaca 3 segundos y pasar la albahaca a agua con hielo para cortar la cocción.
  5. Secar muy bien la albahaca y triturarla con el aceite de girasol, muy importante que no coja temperatura para que no se oxide. 
  6. Colar por una estameña. 
  7. Conservar en frío.
  8. Desechar la parte del queso de rulo que recubre el queso y con el queso hacer bolitas de 12g.
  9. Con una cortafiambres o con la ayuda de una mandolina cortar laminas de mango con un  grosor de 0,1mm.
  10. Cortar los extremos y los laterales de las láminas de mango dejando todas las láminas del  mismo tamaño y con forma rectangular.
  11. Colocar las láminas en forma de cruz y ponemos el relleno (queso de cabra) en el centro.

- Receta proporcionada por TROPS.

Lo que debes saber a la hora de preparar estos raviolis de mango:

Para emplatar los raviolis, el chef Dani García recomienda colocar seis raviolis de mango rellenos de queso de cabra en un plato. A continuación recomienda mezclar un poco de tapenade con el aceite de albahaca que hemos preparado previamente y echar por encima de los raviolis para que se impregnen bien del sabor aromático de la planta. Por último, y a modo de decoración, se le pueden añadir unos brotes de albahaca y rúcula, un toque que le aportará frescor y color a tu plato.

El mango, ingrediente principal de este plato, tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Posee vitaminas (A, C y K), antioxidantes, potasio y betacarotenos. El mango tiene la capacidad de mejorar la salud ocular, aliviando casos de irritación y de sequedad. Además sirve como saciante por su alto contenido en agua, algo a tener en cuenta durante las temporadas de altas temperaturas. Con el mango podrás hidratarte y saciarte mientras disfrutas de un sabor dulce y jugoso.

Para identificar un buen mango con el que preparar nuestros raviolis, es importante observar que tiene pequeños puntos marrones. Este suele ser un indicativo de madurez. No te fíes de un mango verde para descartarlo, ya que hay muchas variedades de mango que son verdes aunque estén en el punto perfecto de maduración.

Un punto positivo de añadir queso de cabra a tus platos es que se digiere mejor. La leche de cabra tiene menos lactosa y caseína que la leche de cabra, resultando perfecto para las personas que tienen intolerancia o problemas con las digestiones lentas y pesadas. Además tiene un alto porcentaje de vitamina A, vitamina D, vitamina K, potasio y hierro.

Si no te gusta el sabor de la albahaca en tus platos, puedes optar por hacer un aceite de otra planta aromática que prefieras. Puedes apostar por el romero o por la hierbabuena.

Continúa leyendo nuestras recetas...