Raya a la vinagreta

Un pescado muy desconocido en la gastronomía española que tiene una carne deliciosa y que es muy versátil en la cocina. ¿Te animas a preparar esta deliciosa propuesta?

Ingredientes:

  • 4 alas de raya
  • 2 huevos
  • 100 g de aceitunas negras deshuesadas
  • 750 ml de caldo de pescado
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de cebollino picado
  • Pimienta blanca molida
  • Sal.
Tiempo de preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Pescado
Light
Sin gluten

Elaboración:

  1. Cocer los huevos durante 12 minutos, refrescarlos, pelarlos y picarlos.
  2. Picar las aceitunas.
  3. Calentar el caldo de pescado en una cacerola.
  4. Antes de que comience a hervir, incorporar la raya.
  5. Mantener la cocción de 8 a 10 minutos a fuego muy suave.
  6. Sacar el pescado del caldo, escurrirlo y retirarle el cartílago y la piel antes de que se enfríe.
  7. Mezclar el vinagre con la sal y la pimienta en un bol.
  8. Agregar el cebollino picado y el aceite poco a poco sin dejar de batir.
  9. Disponer un ala de raya en cada plato, espolvorear con las aceitunas negras, el huevo cocido y el cebollino picados.
  10. Rociar el conjunto con la vinagreta y servir enseguida para tomarlo tibio.

Más detalles sobre la raya a la vinagreta:

¿Has probado alguna vez la raya? Es una delicia gastronómica que no resulta muy fácil de encontrar en la pescadería, pero que merece la pena probar. Las aletas son la única parte comestible de esta especie.

Su carne es sabrosa y magra, su sabor es intenso y su textura es gelatinosa y tierna. Se trata de un pez que carece de esqueleto óseo y que tiene una longitud de unos 80 o 90 centímetros, aunque puede llegar a medir hasta los 120 cm y a pesar unos 17 kilos de media.

Propiedades nutricionales de este pescado

Es un pescado blanco y, por lo tanto, es bajo en grasas, por cada 100 gramos de peso, solo uno es de grasa. Es rico en proteínas de alto valor biológico y, además, contiene vitaminas del grupo B, como es el caso de la B2, B3, B6 y B12 y también vitamina A, muy favorable para el mantenimiento y reparación de los tejidos de nuestro cuerpo. En lo que respecta a los minerales, destaca por su contenido en potasio, fósforo y magnesio.

En el mercado no es fácil encontrar este tipo de pescado, al contrario que Francia donde si es un ingrediente muy demandado y muy consumido. 

¿Cómo se cocina el pez raya?

Es un alimento muy característico de la gastronomía francesa, donde es considerado un plato de lujo. En España los platos más típicos son el suquet de raya en Tarragona, raya al pimentón en Huelva, la raya en caldeirada típica de Pontevedra y la raya con tomate de Valencia. Este puede cocinarse rebozado, frito, o incluso en estofados.

Es típico encontrarlo acompañado por verduras y hortalizas, así como con patatas asadas al horno. Su carne combina a la perfección con un poco de pimentón o solo con unas alcaparras.  

En este caso te proponemos una receta diferente, al acompañar este pescado con una vinagreta, pero te aseguramos que el resultado merece mucho la pena. Es un plato fresco y muy sabroso que te sorprenderá. No lo dudes y atrévete a probar este platazo. ¡Ideal para el buen tiempo! 

Continúa leyendo nuestras recetas...