Tallarines de vainas a la menta

Aquí os traigo una receta muy sencilla con las vainas como protagonista: con forma de tallarines y, además, a la menta.

Para esos días en los que tenemos poco tiempo para cocinar, o que no sabemos qué hacer con las vainas que nos ha regalado algún vecino, o porque estamos aburridos de las vainas con refrito de toda la vida… cambiamos el corte y algún detalle, y ya tenemos un platazo para salir airosos.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Legumbres

Ingredientes:

Tallarines de vainas a la menta
Foto: Bilbao Food Safari
  • 400 grs de vainas
  • 1 diente de ajo
  • 4 champiñones de tamaño medio
  • 4 huevos
  • c/s de menta
  • c/s de pimentón ahumado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas

Elaboración:

Cortar las vainas en tiras, a lo largo, una vez desprovistas del rabito, no de la punta.

Pelar los champiñones, laminar con ayuda de una mandolina o cuchillo perfectamente afilado.

Pelar el diente de ajo y machacar. Rehogar en una sartén con un hilo de aceite, agregar las vainas y rehogar estas. Agregar un dedo de agua y una rama de menta. Dejar reducir hasta su completa elaboración. Esta técnica se llama braseado. Una técnica mixta donde se saltea y se cuece.

Coger los huevos y separar las yemas de las claras.

Emplatado:

Repartir las vainas braseadas a la menta en los platos, en forma de nido. Espolvorear con el pimentón ahumado. Colocar una yema en el centro de cada nido. Disponer unas láminas de champiñón crudo alrededor, unas escamas de sal, un hilillo de aceite de oliva y unas hojitas de menta.

A disfrutar.

Nota: Con unos pedazos de panceta salteada y algo de Pecorino romano bien podríamos llamarle a este plato: Tallarines de vainas a la carbonara.

Enaitz Landaburu García

Enaitz Landaburu García

Mi infancia como cocinero tuvo lugar en los mejores locales de vanguardia de los últimos años. Mecido al calor de maestros, como Alija o Berasategui, aprendí las técnicas más sofisticadas para transformar los alimentos y ofrecer texturas, formas y sabores que sorprenden al gourmet más experimentado. Exploro todas las oportunidades que la cocina me da, y me expreso a través de lo que cocino. La pasión que me mueve es tan grande que no podía encerrarla en un local, ni en un solo menú, ni en unas cifras que deban cuadrar a fin de mes. Decidí dejarme llevar por la cocina y viajar con ella. Soy un cocinero nómada. Voy aprovechando las oportunidades que me ofrece mi camino. Mi última aventura es Gastrolopithekus Eskola. Una escuela de cocina donde intento transmitir la emoción de cocinar de forma casera, las virtudes de dejar de lado la comida enlatada y reemplazarla por productos saludables, e incentivar el consumo de productos ecológicos y de cercanía.

Continúa leyendo nuestras recetas...