Sopa de brócoli y queso para entrar en calor este invierno

Esta crema sabrosa y nutritiva se prepara en menos de 15 minutos. Será tu nueva favorita.

Ahora que estamos en pleno otoño y cada vez hace más frío -y anochece antes- una buena forma de entrar en calor y de subir el ánimo pasa por tomar una buena comida apropiada para estas fechas. ¿Y qué hay más reconfortante en esta época del año que un buen caldo caliente? 

Las sopas tibias son uno de nuestros platos preferidos en estos meses. Se pueden elaborar con muchos ingredientes distintos (con patata, con calabaza, con pollo, con judías, con infinidad de verduras…) aunque ahora te proponemos preparar una que seguramente no habías probado nunca: una sopa de brócoli con ralladura de queso cheddar y zanahorias. ¿Qué te parece? En cuanto la pruebes, esta crema tan original -y muy nutritiva- se convertirá en una de tus nuevas favoritas este invierno . ¡Toma nota de su receta! ¿Lo mejor de todo? Puedes prepararla de una forma muy sencilla en menos de 15 minutos.

Ingredientes que necesitas:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Media taza de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 1 zanahoria grande, pelada y cortada en cubitos.
  • 2 cucharadas de harina blanca
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 1 taza de crema
  • 1 taza de leche4 tazas de brócoli fresco picado
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Una pizca de nuez moscada (opcional)
  • 8 lonchas de queso cheddar rallado

Paso a paso

Para empezar pon una olla al fuego medio alto y añade la mantequilla, calentándola hasta que se derrita. Añade también la cebolla picada, los ajos trituradas y la zanahoria cortada en cubitos, removiendo todos los ingredientes durante unos 5 minutos.

Pasado ese tiempo añade la harina y déjala cocer 1 minuto. Después, añade el caldo de pollo y vuelve a remover toda la mezcla. Para terminar añade la crema, la leche, los trozos de brócoli, la sal, la pimienta y la nuez moscada a la olla, hirviendo todo y removiendo para que los ingredientes se integren bien durante un par de minutos.

Cuando el brócoli ya se haya cocido y esté blando, añade el queso cheddar rallado y remuévelo hasta que se haya derretido por completo en la sopa. Retira la olla del fuego y sirve la crema, bien caliente, en un cuenco hondo. ¡Y a disfrutar de ella! Puedes tomar la sopa con ensalada, con croutons crujientes o incluso con un sabroso pan de ajo. ¡Te encantará el resultado final!

Continúa leyendo