Sopa de calabaza: el plato más reconfortante de este otoño

El chef Jamie Oliver nos propone esta receta de aprovechamiento perfecta para los días más fríos.

sopa calabaza
iStock

Una de las mejores cosas de la calabaza -la hortaliza más nutritiva y famosa del otoño- es que, una vez cortada y asada, se vuelve suave, dulce y muy rica. Esto significa que se puede usar en una gran variedad de platos, desde ensaladas hasta guisos, y más. ¡Incluso se pueden preparar postres con ella!

El chef Jamie Oliver -uno de los más famosos de Reino Unido- nos propone preparar una deliciosa crema o sopa de calabaza, una receta perfecta para combatir el frío del otoño (y que lleva muy poco tiempo) que se ha convertido en una de sus favoritas. ¿Quieres saber sus trucos? Te contamos los pasos para elaborarla al igual que el prestigioso cocinero.

Ingredientes:

  • Un kilo de calabaza
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de chile seco
  • 1 cucharada de semillas de cilantro
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • 1 litro de caldo de verduras caliente

Cómo preparar la mejor sopa de calabaza

Para empezar precalienta el horno a 170 °C. Mientras tanto, abre la calabaza por la mitad y retira todas las semillas del interior (que puedes guardar para asarlas en otro momento). Corta la calabaza en gajos pequeños, colócala en una bandeja de horno grande y rocíala con un poco de aceite de oliva.

crema de calabaza
iStock

Por otro lado, en un mortero muele bien la guindilla y las semillas de cilantro junto con una pizca de sal hasta que todo quede bien triturado. Espolvorea esta mezcla sobre los gajos de calabaza. También puedes incluir pimienta negra como condimento, le dará mucho sabor al plato. Asa la calabaza aliñada durante más o menos una hora en el horno, hasta que esté blanda y ligeramente caramelizada por los bordes.

Mientras la calabaza se asa al horno, pica la cebolla, el ajo, la zanahoria y el apio. Calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio en una cacerola grande, y agrega las verduras bien troceadas para que se cocinen durante 15 minutos.

Para terminar, retira la calabaza asada del horno y añádela a la cacerola, con el resto del caldo de verduras caliente. Licua todos los ingredientes juntos con una batidora hasta que consigas una textura homogénea. ¡Y listo! Sirve la crema en tazones o boles y tómala bien caliente, acompañada de un poquito de perejil, con frutos secos espolvoreados por encima o incluso con picatostes. ¡Estará deliciosa y gustará a todo el mundo!

Continúa leyendo