Sopa de judías blancas y kale crujiente para días de frío

Esta crema suave cuenta con col rizada crujiente y trocitos de bacon que la vuelven irresistible. ¡Te encantará su poder reconfortante!

sopa de judías
iStock

Pocas cosas superan a los caldos y a las sopas calientes en los días más frío del invierno. Con un gran poder reconfortante y con su capacidad de asentar nuestros estómagos, las cremas calientes son fáciles de preparar y además permiten condensar, en un mismo plato, multitud de ingredientes variados.

Puedes preparar una sopa caliente de prácticamente cualquier alimento que te apetezca - de pollo, de pescado, de zanahoria, de garbanzos, de tomate…- aunque puede ser que estés en búsqueda de alguna receta nueva y más original para estos días tan fríos de diciembre. Si es tu caso, estás de enhorabuena, porque ahora hemos encontrado una elaboración que te gustará mucho: una sopa de judías blancas con kale crujiente y trocitos de bacon. ¡Así se prepara!

Ingredientes que necesitas:

  • 100 gramos de bacon cortado en cubitos
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 4 tazas de caldo de verduras o pollo
  • 400 gramos de patatas cortadas en cubitos
  • 120 gramos de col rizada o kale
  • 1 taza de judías blancas hidratadas
  • Media taza de parmesano finamente rallado
  • Crema agria (para servir, opcional)
     

Cómo preparar esta deliciosa sopa

Precalienta el horno a 170ºC. Después, en una olla grande caliente una cucharada de aceite y añade el bacon en cubitos, removiendo para que se tueste. Retíra los daditos y escúrrelos en una fuente con papel de cocina.

Después, añade a la olla la cebolla y el ajo picados y deja que se doren, aproximadamente durante 5 minutos. Pasado ese tiempo agrega el caldo de pollo o verduras, las patatas, la pizca de sal y de pimienta. Deja hervir a fuego lento y cocina los ingredientes hasta que las patatas estén tiernas, aproximadamente 15 minutos.

Mientras tanto mezcla las hojas de col rizada con 1 cucharada de aceite de oliva. Extiéndelas en una bandeja para hornear grande, sazónalas con sal y hornea las hojas hasta que estén crujientes, de 12 a 17 minutos. 

Una vez que las patatas ya estén tiernas, añade la lata de judías a la olla junto con el queso parmesano y licua la sopa con una batidora eléctrica hasta que los ingredientes estén unidos y la crema esté uniforme. Para terminar, sirve la sopa en tazones. Agrega la crema agria, la col rizada cortada en trocitos y el bacon en cubitos. ¡Te encantará la combinación final!

También te puede interesar:

Continúa leyendo