Sopa de patata: la receta más tradicional para este otoño

Una receta muy fácil, barata y sencilla que te encantará, sobre todo ahora que hace frío. ¡Es un plato de lo más reconfortante!

sopa
iStock

Si elaborásemos una lista de alimentos básicos, de esos que utilizamos prácticamente a diario en multitud de recetas, seguramente la patata ocuparía el primer puesto. Además de nutritivo y muy sabroso, este tubérculo es muy agradecido y es el ingrediente principal de numerosas elaboraciones de la gastronomía española: desde una clásica tortilla de patatas hasta los guisos más elaborados, como las judías o las lentejas. En purés, rebozadas, fritas, horneadas, cocidas… ¡se pueden preparar de mil formas! Hasta con ella se puede elaborar una básica y sencilla sopa de patatas, que, eso sí, está buenísima. ¡Menos es más!

Te enseñamos cómo preparar una sopa de patata de lo más rica y reconfortante, que te encantará sobre todo ahora en los días de otoño e invierno que hace más frío. ¡Toma nota!

Ingredientes:

  • 450 gramos de patatas peladas y troceadas en dados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Media cebolla troceada
  • 2 cucharadas de harina
  • Taza y media de caldo de verduras o agua
  • Taza y media de leche vegetal sin endulzar, por ejemplo, leche de soja.
  • Media cucharadita de sal
  • Un cuarto de cucharadita de pimienta negra molida
  • Un cuarto de taza de levadura o de cerveza
  • 1 cucharada de zumo de limón

Paso a paso:

Para empezar pon una olla al fuego y calienta en ella el aceite de oliva y la cebolla. Cocina a fuego medio los ingredientes hasta que se dore la cebolla. Después de 5 minutos añade la harina a la olla y remueve toda la mezcla.

Añade también el caldo de verduras, la leche vegetal, la pizca de sal y la pimienta y remueve todo de nuevo, para que todos los ingredientes se integren bien. Pasados un par de minutos echa las patatas troceadas, y cuando la sopa rompa a hervir, tapa la olla y cocina la sopa a fuego medio durante unos 15-20 minutos.

Cuando la patata ya esté tierna retira la olla del fuego, añade la levadura y el zumo de limón y remueve todo hasta que los ingredientes se integren de nuevo. Si lo deseas, puedes utilizar una batidora eléctrica para facilitarte la tarea y conseguir la textura deseada más rápido.. ¡Y listo!

Toma la sopa o la crema caliente, recién hecha, acompañada de cebollino, trocitos de bacon o incluso croutons, para darle un toque más crujiente. ¡Está riquísima! Las sobras aguantarán bien en la nevera, en un recipiente hermético, durante unos 4 días.

Continúa leyendo