Vídeo de la semana

Sopa de zanahoria y miso: un entrante ideal de otoño

Esta crema caliente te reconfortará en los días de frío. ¡Aprende a prepararla en menos de 30 minutos!

crema de zanahoria
iStock

Las cremas y las sopas son, de lejos, las opciones más reconfortantes en los meses de otoño e invierno. Calientes, cremosas y útiles para asentar el cuerpo en los días que hace más frío, la gran mayoría de ellas se preparan con una gran cantidad de ingredientes nutritivos (vegetales, principalmente) y muy saludables que aportan energía y vitalidad a cambio de pocas calorías.

Ya te hemos contado cómo se prepara la mejor sopa de calabaza del otoño… pero ahora te proponemos una receta nueva que le puede quitar el puesto y que puede convertirse en el mejor entrante posible de estas fechas: la sopa de zanahoria, y en esta ocasión, con jengibre, yogur y miso, un alimento considerado curativo para algunas culturas orientales. Si te pica la curiosidad y quieres aprender a preparar esta deliciosa y reconfortante crema estos meses del año, toma nota. ¡Es muy fácil y sencillo! Tardarás menos de 30 minutos en prepararla.

Ingredientes que necesitas:

  • 500 gramos de zanahorias peladas y picadas
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 pizca de jengibre fresco rallado
  • 2 cucharaditas de pasta miso
  • 2 cucharaditas de jengibre molido
  • 500 ml. de caldo de verduras
  • Yogur natural y cilantro

Cómo preparar sopa de zanahoria y miso

Para empezar pon una cacerola grande a fuego medio y calienta en ella una cucharadita de aceite de oliva virgen extra. Cuando se haya calentado, añade la zanahoria picada, el ajo y el jengibre fresco, para que se sofría bien durante unos 5 minutos. Pasado ese tiempo añade las dos cucharaditas de pasta miso, el jengibre molido y el caldo de verduras (que puede ser comprado o hecho de forma casera). Revuelve todos los ingredientes y lleva la mezcla a ebullición.

Cocina la sopa durante unos 30 o 35 minutos minutos, hasta que veas que las zanahorias estén completamente blandas. En este paso coge una batidora eléctrica y bate y tritura todos los ingredientes blandos, hasta que consigas una crema suave, de color naranja intenso y de textura homogénea.

¡Y lista para disfrutar! Te recomendamos que sirvas la sopa al momento y que la tomes bastante caliente, acompañada de una cucharadita de yogur natural y un poco de cilantro o perejil picado. También puedes añadir unos croutons crujientes al plato, o incluso espolvorear frutos secos como nueces o almendras picadas por encima del cuenco. ¡Te encantará el resultado! Y tendrás un primero de lujo.

Continúa leyendo