10 consejos para ahorrar en calefacción

Los termómetros están bajo cero, lo que dispara el gasto en calefacción. Te decimos cómo ahorrar para no pasarte con la factura.

Casi el 60 % del consumo de energía en una vivienda lo produce a la calefacción. Por eso te vendrán muy bien estos consejos. Con ellos ahorrarás en calefacción y, además, apostaras por un consumo más eficiente:
 
1. Extrae el aire de los radiadores. Hay que purgar o sacar el aire a los radiadores al menos una vez al año, cuando empieza el invierno: suelen acumular burbujas de aire que impiden el paso del calor y, por tanto, no calientan con toda la potencia.
 
2. Mantén una temperatura adecuada. Las subidas fuertes de temperatura te hacen gastar más: 21 grados es suficiente para calentar una. Con un termostato es más fácil mantener una temperatura óptima todo el día y se ahorra entre un 8 y un 13 % (de 60 a 100 euros al año). Recuerda: cada grado que subas la calefacción, supone un gasto de 35 euros al año.
 
3. Programa el encendido. Si solo estás en casa unas horas al día, no dejes la calefacción encendida, aunque sea a baja temperatura. Programa su encendido una hora antes de volver a casa, la casa estará caliente cuando llegues y no gastarás de más.
 
4. Ventila las habitaciones lo justo y no calientes las vacías. Aprovecha cuando haga más sol para abrir las ventanas; 15 minutos por habitación son suficiente. Y cierra la llave de los radiadores de las habitaciones que no utilices.
 
5. Cambia tu caldera por una de bajo consumo. Si tienes que renovar tu caldera, elige una eficiente, como las de cogeneración. Aunque cuestan más, merecerán la pena a la larga. Comprueba si en tu comunidad existe actualmente un plan Renove de calderas y benefíciate de las ayudas disponibles.

6. No cubras los radiadores. No pongas un mueble muy cerca o ropa húmeda encima.
 
7. Apaga la calefacción por la noche y baja la temperatura si sales de casa. Salvo en casos de frío extremo, no dejes la calefacción por la noche. Y si vas a salir unas horas, baja la temperatura a 15 o 16 grados para mantener el nivel de confort.
 
8. Revisa el aislamiento. Entre el 25 % y el 30 % de las necesidades de calefacción de un hogar se deben a pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Hay que comprobar que cuentan con un sistema de aislamiento adecuado que no dejen entrar el frío.
 
9. Revisa tu caldera. Un buen mantenimiento hatrá que funcione con el máximo rendimiento y evitará que se produzcan problemas importantes en el futuro. Algunas compañías incluyen en el contrato un servicio gratuito de mantenimiento. Utilízalo una vez al año para evitar sorpresas.
 
10. Compara ofertas. Una de las mejores formas de ahorrar es comparar las ofertas que ofrece el mercado y elegir la que mejor se ajuste a tus hábitos de consumo. Esto puede ayudarte a ahorrar hasta 194 euros al año en la factura de la luz y 66 euros en el recibo del gas como el mantenimiento o el servicio de reparaciones.
 
 Con información de Kelisto.

Continúa leyendo