3 opciones para invertir sin riesgo

La lista de productos que ofrecen rendimientos para tus ahorros es muy larga, pero tenemos que saber elegir que es lo que nos viene mejor.    

Existe una interminable oferta de productos que ofrecen rendimientos para nuestros ahorros, sin embargo, no todos ellos nos brindan la misma seguridad ni la misma rentabilidad.

 

La solución para invertir sin riesgo pasa por planificar y diversificar los ahorros seleccionando en qué invertir en función de nuestros objetivos y de cuándo vamos a necesitar el dinero. Dependiendo de nuestro perfil de riesgo debemos buscar los productos más rentables que se adecuen a nosotros.


Cuentas remuneradas


Las cuentas remuneradas son flexibles y rentables. Nos permitirán retirar el dinero en cualquier momento sin penalización. No suelen cobrar comisiones, tienen descuentos al repostar, en comercios, ofrecen tarjetas y transferencias gratis y además en ocasiones devuelven una parte de los recibos domiciliados.


Pero no siempre están exentas de condiciones, las cuales no debemos pasar por alto. Por lo general, las cuentas remuneradas tienen ciertos requisitos de vinculación para poder beneficiarse de los incentivos. Así que será necesario tener unos ingresos mínimos, mantener un saldo medio, domiciliar recibos y activar y hacer uso de las tarjetas asociadas.

Plazo fijo


Aunque los beneficios son muy estrechos, la rentabilidad está asegurada. Las rentabilidades son fijas, se conocen previamente y el capital está 100 % garantizado, por lo que invertir en un plazo fijo nos permitirá dormir tranquilos hasta que se despejen los nubarrones.


A pesar de que no son muchos los beneficios, es una de las primeras opciones a la hora de invertir.


Depósitos referenciados vinculados a acciones


Si buscamos una rentabilidad superior a la de los plazos fijos tenemos la opción de invertir en depósitos vinculados a acciones. Aunque las constantes rebajas en los tipos de interés de los productos de ahorro también les han afectado, estos productos tienen remuneraciones muy atractivas y el capital está garantizado; sin embargo, la rentabilidad no está garantizada, en función de las acciones podemos ganar algo o nada.

 

Entonces… ¿dónde invertir nuestros ahorros?


Dados los nuevos tiempos y las incertidumbres que existen, lo ideal es realizar una diversificación financiera y seleccionar los productos de inversión en función del nivel de riesgo que estemos dispuestos a asumir.


El mejor producto para un ahorrador puede no ser el más adecuado para otro. Cada ahorrador debe encontrar su punto de equilibrio para intentar obtener la máxima rentabilidad minimizando los riesgos.

 

Continúa leyendo