4 preguntas sobre accidentes laborales

A veces ocurren accidentes en el trabajo. Para evitarlos, están las medidas de prevención de riesgos laborales que toda empresa debe cumplir. Si aún así se dan, el trabajador tiene derecho a reclamar daños y perjuicios.

A veces ocurren accidentes en el trabajo. Para evitarlos, están las medidas de prevención de riesgos laborales que toda empresa debe cumplir. Si aún así se dan, el trabajador tiene derecho a reclamar daños y perjuicios.

 

Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España responde a las dudas de 4 lectoras.

 

1. ¿Qué es un accidente laboral según la legislación española?  

La ley dice que accidente laboral es “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. Las secuelas pueden ser tanto físicas como psíquicas, lo importante es que haya una relación de causalidad directa entre trabajo y lesión.

Además de valorar cada caso, la ley excluye aquellos en los que exista alguna fuerza mayor extraña al trabajo; los debidos a imprudencia temeraria del accidentado o los que de forma consciente, voluntaria y maliciosamente el trabajador provoca para obtener un beneficio. No obstante, para cada caso, se deben estudiar todos los factores involucrados.

 

2. Me he torcido el tobillo yendo a la oficina. ¿Se considera accidente de trabajo in itinere?

Sí, porque accidente in itinere es el que sufre el trabajador al ir o al volver del trabajo, es decir, durante su trayecto por desplazamiento laboral. Está regulado por el artículo 115.2 de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS).

Sin embargo, la jurisprudencia exige una serie de requisitos para calificarlo así. Geográfico, que exige que el accidente se produzca en el trayecto que el empleado utiliza entre su domicilio y el puesto de trabajo o viceversa (por domicilio se entiende el legal, una segunda residencia o el lugar de descanso en vacaciones). Cronológico, que exige que debe suceder dentro del período de tiempo prudencial que se invierte para realizar el trayecto. Teleológico, que exige que el motivo del desplazamiento sea por una cuestión laboral. En esta casuística no debe haber elementos de imprudencia o inadecuación del medio.

 

3. ¿Hay forma de calcular la indemnización que me corresponde por un accidente laboral? ¿Dónde se reclama?  

Actualmente no hay una normativa específica para saber la indemnización que corresponde, depende del tipo de accidente y de las consecuencias. En muchos casos se puede utilizar el baremo que sirve para valorar los daños y perjuicios causados en accidentes de circulación. Para reclamarla el trabajador ha de acudir a la Mutua o al médico para que evalúen sus lesiones. Si la Mutua no lo considera grave o no lo reconoce, el trabajador tiene el derecho de acudir a la Inspección de Trabajo para que lo compruebe. Es importante conocer si en el convenio colectivo existe alguna referencia a una compañía de seguros, a la que habrá que reclamar lo pactado.

Si además la empresa ha incumplido la normativa de prevención de riesgos laborales, el trabajador tendrá derecho a la indemnización civil por daños y perjuicios. Hay que recordar que al reclamar cualquier daño hay que poder demostrar la causalidad de la lesión con el desempeño de la actividad laboral.

 

4. ¿Cómo sé que tengo una enfermedad profesional? ¿Debo dar parte a la Seguridad Social?

La ley establece un listado definido de enfermedades profesionales, por lo que si la tuya no se encuentra en dicho cuadro podrá ser incluida en el concepto de accidente laboral.

Si consideras que sufres una enfermedad causada por tu actividad profesional deberás dirigirte o bien a la Mutua o a tu médico de la Seguridad Social, para que emitan un diagnóstico sobre tus síntomas y determinen si se trata de un problema laboral o no. Aunque siempre será la Mutua quien dé el parte al Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Continúa leyendo