4 preguntas sobre complementos y pluses

La nómina de un trabajador depende del salario base y de los complementos tanto salariales como extrasalariales. Tener derecho a estos últimos depende de las circunstancias personales y profesionales.

La nómina de un trabajador depende del salario base y de los complementos tanto salariales como extrasalariales. Tener derecho a estos últimos depende de las circunstancias personales y profesionales.

 

Nuestro experto Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España  responde a las dudas de las lectoras sobre este tema.

 

1. ¿Qué son los complementos salariales? ¿Todos tenemos los mismos?

La nómina que un trabajador percibe a fin de mes se compone del salario base y los complementos salariales. El primero viene determinado por la categoría profesional establecida en el contrato (es decir, no lo determina la empresa); los segundos dependen de las circunstancias de cada trabajador y por tanto es lo que hace variar el salario.

 

Según la definición legal del Estatuto de los Trabajadores, los complementos pueden agruparse en cinco categorías:

1. Vinculados a circunstancias personales del trabajador (antigüedad, formación, idiomas, etc.).

2. Vinculados al trabajo realizado (pluses de peligrosidad, nocturnidad, responsabilidades…).

3. Dependientes de los resultados de la empresa (incentivos por rendimiento, por la consecución de objetivos, horas extras…).

4. De vencimiento periódico superior al mes (pagas extras y participaciones en beneficios...)

5. En especie, como puede ser un coche o un inmueble.

 

Existen también otro tipo de complementos no salariales, como ayudas por hijos, dietas de viaje, pluses de distancia, pago de kilometraje, etc.

 

2. En mi nómina no tienen en cuenta que soy titulada, ¿cómo puedo hacer valer mi formación para que mi sueldo sea mayor?

Lo primero que debes hacer es comprobar si tu formación está ‘en línea’ con tu categoría profesional.

Para ello consulta el convenio colectivo por el que se rige la empresa para la que trabajas, pues es ahí donde se indican las funciones y los requisitos (estudios requeridos, conocimientos de idiomas o experiencia) para cada categoría.

Si no está en línea puedes solicitar a tu empresa que lo pongan al día, aunque debes tener en cuenta que la últoma palabra la tienen en la empresa.

 

3. Tengo un coche de empresa, ¿debo cotizar a la Seguridad Social por él?

En general, los complementos que no son dinero no cotizan. Sí cotizan, en cambio, tal y como establece el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los complementos salariales en función de la base de cotización por contingencias comunes y la base de cotización por contingencias profesionales (horas extraordinarias, desempleo, fondo de garantía salarial y formación profesional).

Se excluyen de la cotización, de forma total o parcial, algunos complementos extrasalariales tales como indemnizaciones por traslados, suspensiones, despidos y ceses, percepciones por matrimonio, indemnizaciones por fallecimiento o mejoras voluntarias.

Tampoco cotizan los complementos en especie, como es un coche de empresa, o las prestaciones que compensen gastos laborales como dietas, plus de distancia, de transporte urbano, gastos de locomoción o la ropa laboral. 

 

4. ¿Si trabajo de noche es obligatorio que me paguen el plus de nocturnidad?

Trabajador nocturno es aquel que realiza normalmente al menos 3 horas de su jornada diaria de trabajo en horario nocturno (entre las 22 h y las 6 h), o aquel que trabaja de noche al menos un tercio de su jornada.

Siempre que tus tareas se desarrollen en este horario debes tener un plus específico por nocturnidad, a no ser que el salario ya esté fijado teniendo en cuenta esto, como ocurre, por ejemplo, con los vigilantes de seguridad de noche.

Pero no es lo mismo si se realiza de manera habitual que puntual. En este último caso, se suele abonar una cantidad concreta por cada hora que se haga en ese período.

Continúa leyendo