8 dudas sobre tarjetas de crédito

Son un producto de lo más habitual, pero aún nos genera recelo y respeto (por eso de que, en realidad, ese dinero no es nuestro) y un montón de preguntas. Te las intentamos resolver todas.

Aunque son un producto de lo más habitual, las tarjetas de crédito aún nos generan algo de recelo y mucho respeto (por eso de que, en realidad, ese dinero no es nuestro) y también, un montón de preguntas (que intentaremos resolverte).

 

¿Quién la puede tener?

 

Es fácil disponer de una tarjeta de débito, pero la de crédito es solo para personas sin riesgo: cuyo nombre no aparezca en una lista de morosos y que dispongan de ingresos fijos cada mes. Según Marta Martínez, de Bankimia, “lo normal es que tengas que superar el salario mínimo”.

 

¿De qué crédito dispongo?

 

El límite de crédito puede variar según tu perfil y la entidad. “El más habitual ronda entre los 900 y los 1.000 euros, que se concede a personas con sueldos de entre 700 y 800 euros”, explica Martínez.

 

¿Me cobran intereses?

 

En principio, no. Si el crédito que has usado se liquida a tiempo de tu cuenta corriente, no te cobrarán intereses. Pero si al ir a cobrarte no tienes saldo suficiente, te cobrarán una comisión por descubierto, que ronda los 35 €. Si ves que eso puede pasar, puedes aplazar el pago (con una comisión de “entre un 10 y un veintitantos por ciento”).

¿Qué más me cobran por ella?

 

Además de los intereses por impago, deberás pagar cada vez que saques dinero de cualquier cajero y puede que una comisión mensual por mantenimiento de cuenta, aunque “ahora los bancos compiten entre ellos quitándolas”, dice Martínez.

 

¿Por qué me cobran por usarla en Internet?

 

Si compras, por ejemplo, unos billetes de avión online con una de crédito es probable que te cobren una comisión de más “por seguridad”: con la de débito el importe se cobra al momento, y con la de crédito, a fin de mes.

 

¿Qué pasa si me roban?

 

Tienes que llamar inmediatamente al teléfono 24h que tu entidad destina para el robo o pérdida de tarjetas, porque hasta que llames, tú corres con los gastos que se hagan con tu tarjeta hasta un máximo de 150 €. Eso sí, si cometiste una imprudencia, como anotar en la tarjeta tu código PIN, no te devolverán nada. Si tienes un seguro asociado a la tarjeta, éste cubrirá todo lo que te quiten.

 

¿Pueden aceptármela solo a partir de un mínimo?

 

Al comprar en una tienda, puede que te digan que solo aceptan el pago con tarjeta si el importe supera un mínimo. Igual que tienen libertad para ofrecerte esa forma de pago, la tienen para estipular sus condiciones. Es legal, y lo hacen por las comisiones que la entidad dueña del TPV les cobra por operación. Eso sí: tienen que explicarlo por escrito en un cartel visible.

 

¿Qué ocurre al pagar con ella en el extranjero?

 

Fuera del país es más fácil que acepten tarjetas de crédito que de débito. “Y más si es Mastercard, a la que dan prioridad”, dice Marta Martínez. Y, ¿cuánto te pueden cobrar por usarla? Si estás en un país con otra moneda, a final de mes te cobrarán la comisión por cambio de divisas (entre el 0 y el 3 %) más, a veces, un cobro adicional y una comisión mínima de en torno a 3 €. Si sacas efectivo en un cajero, pueden cobrarte entre el 4 y el 5 % del monto.

Continúa leyendo