Vídeo de la semana

8 palabras clave que no deben faltar en tu currículo

Funcionan como una especie de anzuelo para ‘pescar’ la atención de los seleccionadores de personal. Elige muy bien aquellas que quieres incluir en tu currículo porque hablarán de ti mucho más de lo que te imaginas.

Funcionan como una especie de anzuelo para ‘pescar’ la atención de los seleccionadores de personal. Elige muy bien aquellas que quieres incluir en tu currículo porque hablarán de ti mucho más de lo que te imaginas.

 

La verdad por delante

Lo que todos buscamos con nuestro historial profesional es diferenciarnos frente a los demás. Cuando enviamos el currículo para optar a un puesto de trabajo queremos ser originales, demostrar con nuestra formación y experiencia que estamos capacitados, pero, sobre todo, atrapar la atención de los expertos en selección de personal. ¿Cómo lo podemos hacer? Una de las fórmulas es utilizar palabras clave en nuestro relato; es decir, colocar estratégicamente conceptos que atraigan a los seleccionadores precisamente por lo que dicen de nosotros mismos.

 

Eugenio de Andrés, socio director de la consultora Tatum nos indica de qué forma podemos integrar esas palabras en el currículo y el significado que tienen para los encargados de reclutar personal. De Andrés hace una importante precisión: “Si utilizas alguna de estas ideas, que sea verdad, porque la sinceridad es clave en un proceso de selección y se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

1. Actitud positiva

Ponlo así: “Tengo una actitud positiva ante la vida, siempre prefiero una sonrisa a una mala cara”.

Lo que leen: “Va a ser fácil integrar a esta candidata en la empresa y será sencillo trabajar con ella”.

 

2. Flexible

Ponlo así: “Soy una persona flexible y abierta a la que no le cuesta adaptarse a nuevas situaciones”.

Lo que leen: “Esta persona se puede mover bien en entornos ambiguos y tolerar mejor el cambio”.

 

3. Aprender

Ponlo así: “Tengo inquietud por aprender cosas nuevas y conocer nuevas formas de desempeñar mi trabajo”.

Lo que leen: “Esta candidata aprenderá con más facilidad y pondrá todo de su parte para mantenerse actualizada”.

 

4. Equipo

Ponlo así: “Me considero una persona social, que sabe bien trabajar en equipo”.

Lo que leen: “Será fácil su incorporación al departamento. Su actitud puede ayudar a mejorar su funcionamiento”.

 

5. Redes sociales

Ponlo así: “Me muevo bien en las redes sociales y me gusta probar las nuevas que salen al mercado”.

Lo que leen: “Entiende los entornos digitales y nos podrá ayudar a sacarles partido internamente”.

 

6. Aportar

Ponlo así: “Me gusta hacer sugerencias y aportar ideas que puedan sumar”.

Lo que leen: “Se trata de una persona proactiva y con iniciativa”.

 

7. Compromiso

Ponlo así: “Busco un proyecto con el que comprometerme realmente”.

Lo que leen: “Tiene una orientación a largo plazo y busca una vinculación sólida con la compañía”.

 

8. Pasión

Ponlo así: “Me apasiona... (indicar alguna de las tareas que implica el puesto al que optas)”.

Lo que leen: “Esta candidata va a dar lo mejor de sí misma y nos va a ofrecer más de lo que se le pida”.

 

Y si la máquina elige...

Hay ocasiones en las que son demasiados los candidatos que responden a una misma solicitud de empleo. En esos casos, las empresas (cada vez más) recurren a programas informáticos como el Applicant Tracking System (ATS) para hacer una primera criba.

 

Este software simplemente selecciona los historiales que contienen términos relacionados con el puesto vacante y descarta los perfiles que no tengan esas palabras clave. Ante la posibilidad de que sea la máquina la que elija, procura incluir en tu currículo otras palabras que se asocien con las habilidades que se esperan del puesto, algunas de las que aparezcan en la oferta o sus sinónimos. 

 

Continúa leyendo