9 claves para ser más productivo

Con un poco de organización y algunos trucos, nuestra jornada laboral puede ser mucho más provechosa y efectiva. Un experto en Recursos Humanos te dice cómo.

Con un poco de organización y algunos trucos, nuestra jornada laboral puede ser mucho más provechosa y efectiva. Un experto en Recursos Humanos te dice cómo conseguirlo.

 

1. Revisa tu lista de tareas

“Antes de comenzar tu jornada laboral, de camino a la oficina o nada más llegar, revisa tu lista de tareas a realizar. Comprueba si falta algo e identifica los trabajos imprescindibles para hacer en esa jornada. Con ellos planifica tu día para dedicarles tiempo de calidad a los más importantes”, aconseja Eugenio de Andrés, de la consultora Tatum.

 

2. No leas el email a 1ª hora

“Aprovecha la primera hora de la mañana (ese es el momento en el que alcanzas mayor productividad, tienes más fuerzas y el resto de la oficina está más tranquila) para hacer una de las tareas importantes de ese día”, dice el experto. De esta forma, habrás encarrilado la jornada.

 

3. Usa un bloc o envíate emails

Una de las situaciones que más ansiedad genera y que más productividad nos roba es estar intentando recordar permanentemente cosas que tenemos que hacer. La solución que propone es “llevar siempre un cuaderno para apuntarlas cuando se te ocurran o enviarte un email a ti mismo con esa tarea pendiente. Verás que tu cabeza se despeja y te cunde mucho más el trabajo”.

 

4. Pon una bandeja de entrada

“Las típicas bandejas de sobremesa tienen una gran función: que cuando alguien te pida algo lo deje allí. Así conseguirás que las interrupciones que tanto tiempo roban sean lo más breves posible”, dice el especialista. Eso sí, antes de irte vacíala y pasa los nuevos encargos a tu lista de tareas por hacer.

5. Busca momentos de concentración

Para realizar los quehaceres clave del día necesitarás tiempo de calidad, sin interrupciones. El consejo de Eugenio de Andrés para este caso es “desactivar las alertas del email para que no te avise cada vez que te llega un correo; tienes que coger el correo cuando tú quieras y no pasarte el día intentando responder a todo lo que te piden por email. Igualmente, puedes descolgar el teléfono o pedir que no te pasen llamadas durante un rato. ¡No hay nada que no pueda esperar una hora!”, asegura.

 

6.Elige cuándo atender las redes sociales

“Las redes sociales pueden ser un gran ladrón de tiempo si no se gestionan bien”, advierte el socio director de Tatum; por eso, aconseja: “Márcate los momentos en los que acceder a Facebook, Twitter, etc., y fíjate un tiempo máximo. Por ejemplo,  5 minutos cada hora o 10 minutos dos veces por la mañana”.

 

7. Concentra las llamadas

Si en tu trabajo tienes que emitir llamadas, intenta agruparlas en varias rondas al día. “El goteo de llamadas puede ocupar gran parte de tu tiempo impidiéndote hacer otras muchas tareas que seguro tienes que terminar”, dice. 

 

8. Agrupa las labores sencillas

Abrir el correo postal, archivar documentos, imprimir billetes... son tareas fáciles que puedes agrupar para hacerlas cuando estás más cansado. Y es que, como dice De Andrés, “no hay que desaprovechar los momentos de más energía haciendo cosas sencillas”.

 

9. Visualiza tu día de mañana

“Dedica 5 minutos al final del día a visualizar tu próxima jornada laboral. Eso te ayudará a estar seguro de tenerlo todo controlado para mañana. Te permitirá desconectar mucho mejor”, explica Eugenio de Andrés. Asimismo, apunta que la última tarea de tu día debe ser ordenar tu puesto de trabajo: “Tira todo lo que no te vale, archiva todo lo referente a tareas que hayas terminado... La idea es que mañana al llegar te encuentres todo listo para empezar”.

Continúa leyendo