¿A Qué Vacaciones Tengo Derecho?

Si estás pensando ya en cómo organizar tu verano y en las vacaciones que vas a pedir, puede que tengas algunas dudas al respecto. Todos los trabajadores pueden disfrutar de un periodo de descanso anual retribuido. Nuestro experto Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España,  nos dice por cuántos días y en qué condiciones. 
¿El Estatuto de los Trabajadores indica algo respecto al número mínimo de días de vacaciones? ¿Depende del tipo de contrato?
HAY 30 DÍAS NATURALES POR LEY.
La duración mínima de las vacaciones remuneradas aparece recogida en el Estatuto de los Trabajadores, en él se indica que, independientemente del tipo de contrato y del tipo de trabajador, es de un mínimo de 30 días naturales, incluidos festivos o no laborables. Su disfrute es obligatorio y por tanto no es posible imponer sanciones que consistan en su reducción u otra minoración de los derechos al descanso del trabajador. Las personas con contratos a tiempo parcial no deben preocuparse porque las vacaciones se calculan en relación a las jornadas trabajadas, por lo que a una persona con media jornada o menos horas, le corresponderá la parte proporcional del mismo número de días de vacaciones que a un empleado contratado a tiempo completo.

¿Puedo trabajar en otra empresa durante mi periodo de vacaciones?
SÍ, PERO NO EN LA COMPETENCIA.
Contrariamente a lo que puede parecer, según el Tribunal Constitucional, en las vacaciones se puede disfrutar con total libertad de las actividades que se consideren oportunas para desarrollar la propia personalidad; y en esto se incluye el trabajo, pero claro, no se puede trabajar por ejemplo en la competencia porque el contrato de trabajo sigue vigente aunque se produzca una pausa en la prestación de servicios. En cualquier caso, la actividad tendrá que respetar los principios de fidelidad. Si no se respetase por ejemplo el pacto de no concurrencia, habría que pagar a la empresa por daños y perjuicios.

¿La empresa puede obligarme a cogerme los días de descanso en un momento determinado? ¿Y a interrumpirlos por alguna causa?
SE FIJAN POR CONSENSO.
El calendario de vacaciones se debe fijar con al menos dos meses de antelación a su disfrute. Para planificarlo, se pueden solicitar las preferencias de los empleados o bien negociar con sus representantes, pero no hay que olvidar que no es obligatorio llegar a un acuerdo. Si no se logra un consenso, se tendrán en cuenta las vacaciones en años pasados, y si las variaciones son importantes y no hay acuerdo, el propio empresario, tal y como admite el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores sobre la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, podrá determinarlo siempre que se justifique por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Respecto a la interrupción de las vacaciones, es posible siempre y cuando se trate de circunstancias excepcionales, pero en ningún caso el empleado está obligado a acudir a su puesto.

¿Es posible renunciar voluntariamente al periodo vacacional?
NO SE PUEDE RENUNCIAR A ELLAS.
Las vacaciones son un derecho reconocido a nivel europeo y constitucional. En nuestra Carta Magna se recoge: “Los poderes públicos garantizarán el descanso necesario mediante las vacaciones retribuidas”. De lo anterior se desprende que el trabajador no puede renunciar a él. Por ello, cualquier tipo de pacto que suponga reducir o suprimir las vacaciones se considera nulo y no tendrá eficacia. Además, las vacaciones tampoco pueden sustituirse por una compensación económica, salvo en caso de finalización de la relación laboral. Así que irremediablemente tenemos que disfrutar de ellas.

Continúa leyendo