Ahorra para Navidad. ¡Empieza ya!

Las colas eternas, el ‘apretón’ masivo en el centro de la ciudad, las prisas del último día... Adelanta las compras y ahorrarás.

Cada año, el presupuesto medio familiar para los gastos de Navidad ronda los 550 euros, según las organizaciones de consumidores. Según Rastreator, en 2014, 270 € en comida y otros 260 € en regalos. Si le sumamos las celebraciones fuera de casa, el vestido o la peluquería de Nochevieja o la decoración navideña... rebasamos ya un sueldo mínimo en España. Y los gastos habituales siguen ahí. Si quieres amortiguar un poco el golpe, sé previsora. Comienza ya.

 

Llena el congelador

En las últimas semanas de diciembre, algunos alimentos, como las gambas, los langostinos, el bogavante, el besugo, el cordero o el solomillo, aumentan su precio “entre el 10 y el 50 %”, según la organización de consumidores CEACCU. ¿La solución? Compra ahora y congela pescados, carnes y mariscos (previamente cocidos; excepto almejas, percebes y navajas, que no toleran bien la congelación). Soportarán la espera al menos dos meses, e incluso a algunos pescados les vendrá mejor: el anisakis muere a bajo cero. Aprovecha también las promociones y cestas de turrones, dulces y alcohol que los supermercados ofertan este mes. 

 

Un regalo para cada uno

¿Eres de las que compran los regalos el día 5 por la tarde? No hace falta que te digamos que es un error. Pero no sólo para tus nervios. Si no sales con una idea fija de lo que quieres, eres más propensa a gastar excesivamente sólo por no irte con las manos vacías.

 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aconseja planificar cuánto queremos gastarnos y en qué. Es decir: haz una lista. Piensa un regalo para cada persona; podrás comparar precios e ir sobre seguro. Otra idea: márcate un presupuesto y saca el dinero en efectivo. Ver cómo se va esfumando servirá como pedal de freno.

 

El precio en el e-commerce también es más barato; el problema es que sólo tienes (por ley) 14 días para devolverlo si no te gusta. Sin embargo, si hay algo en lo que apenas se nota, es en el precio de los juguetes. Según un estudio de la OCU, hay apenas unos euros de diferencia entre los online, los de un supermercado (los más baratos) y los de grandes jugueterías.

Aprovecha los días clave

El 27 y el 30 de noviembre o, lo que es lo mismo, el Black Friday (al que se suman grandes superficies y cadenas) y el Cyber Monday (para compras online). En muchos comercios tendrás rebajas todo el puente. Presta especial atención a los artículos electrónicos o tecnológicos y a los más caros (como la ropa de abrigo o de fiesta, muebles, etc.).

 

Prescinde de lo superfluo

Como dice CEACCU, “el ahorro (que puede llegar al 50 %) no vendrá tanto de las compras anticipadas [aunque siempre interesa la previsión] como de la compra racional (mejor productos alternativos a los tradicionales, evitar gastos superfluos...)”. ¿Realmente necesitas un vestido nuevo? Invierte en complementos llamativos, o busca de segunda mano (entra en Chicfy, Closket...). ¿Y en decoración? Adorna tus maceteros con lazos rojos, plateados o dorados y llena jarrones, bandejas para centros de mesa o veleros con piñas, agujas de pino y alguna fruta seca que dé color, como la granada.

Continúa leyendo