Alzheimer, lo que debes saber jurídicamente

Concienciar a la sociedad en la prevención jurídica en casos tan particulares como en la enfermedad del Alzheimer es imprescindible para decidir nuestro futuro antes de que la dolencia vaya a más y ya no podamos hacerlo.

La prevención jurídica es el mejor aliado para la tranquilidad futura de los afectados por el Alzheimer y sus familiares. Existen cuatro elementos jurídicos que se han de tener en cuenta:

 

1. El poder general preventivo: sirve para escoger la persona que queremos que administre nuestro patrimonio, y que se puede tramitar solo antes de la pérdida de la capacidad. Se puede indicar que sea eficaz desde su firma o bien que lo sea solo en caso de perder la capacidad, acreditada por informes médicos. Disponer de este documento disminuye la presión del cuidador y simplifica y abarata notablemente su actuación a nivel de representación jurídica y económica del enfermo en casos de pérdida sobrevenida de capacidad.

 

2. La tutela: documento que sirve para determinar quién queremos que se ocupe de nosotros y de nuestro patrimonio, en caso de que un juez decretara la pérdida de nuestra capacidad. Ejerce una función de prevención de un posible conflicto familiar por la disputa del rol de cuidador al ser el propio enfermo quien decide, cuando aún es capaz, la persona que considera lo cuidará mejor.

 

3. El documento de Voluntades Anticipadas, también conocido como Testamento Vital: es un instrumento que en la fase final de la vida, evita situaciones innecesarias que comportan más sufrimiento motivadas por el deterioro de un ser querido. Permite a la persona decidir, entre otros, si en un futuro quiere aceptar, o descartar, procedimientos terapéuticos específicos, así como designar un representante interlocutor con el personal médico si no podemos expresar nuestra voluntad por nosotros mismos.

 

4. El testamento:  permite determinar el destino de nuestros bienes materiales de acuerdo a nuestra voluntad. Albert Domingo Castellà ha explicado que si no se hace este documento, la ley decidirá por nosotros el destino de nuestros bienes.

Concienciar a la sociedad en la prevención jurídica en casos tan particulares como en la enfermedad del Alzheimer es uno de los objetivos que se han marcado la Fundación Pasqual Maragall y la Fundación Privada de Notarios de Cataluña. En este sentido, han organizado la conferencia “Con prevención, mejor. Asesoramiento jurídico en la enfermedad del Alzheimer”, en la sede del Colegio de Notarios, donde se ha informado sobre cuáles son las herramientas jurídicas disponibles para decidir sobre nuestro futuro.

Macarena

Macarena Orte

Continúa leyendo