Aprende a Convivir en la Oficina

Contar con un buen ambiente laboral es fundamental pero, por desgracia, a veces ir al trabajo resulta una auténtica tortura. El 72% de los españoles se siente satisfecho con su trabajo, según el último informe de Randstad pero, si éste no es nuestro caso, en nuestra mano está cambiar esta situación, evitando conflictos, buscando soluciones y empatizando con los compañeros. Recuerda que el bienestar laboral aumenta la efectividad de los empleados hasta un 30%.
El trabajo ocupa una parte muy importante de nuestra existencia ya que pasamos en la oficina las tres cuartas partes de nuestra vida, más que con la familia, los amigos y nuestros hobbies juntos. Y si trabajando somos empleados insatisfechos “y no hacemos nada para cambiar esa situación, estamos no sólo perdiendo el tiempo, sino nuestra propia vida. No vale la pena, así que hay que hacer algo para cambiar esa situación”, aconseja Andrea Linati, consultora, formadora y coach ejecutiva en Delivering Happiness at Work Spain, una empresa que tiene como objetivo inspirar pasión y buenos propósitos para crear un mundo laboral más feliz. Y es que en nuestra felicidad se basa todo. Los trabajadores contentos están más motivados, rinden más, son más ingeniosos e innovadores, tienen mejor humor, enferman menos y contagian al resto de los compañeros su armonía y buen rollo.
CAMBIA TUS PENSAMIENTOS
Lo primero que debes hacer es evitar los conflictos y, cuando esto no es posible, asumirlos y buscar soluciones. “Por cada momento que te fastidie, impaciente, aburra o enfade algo o alguien, lo que tienes que conseguir es enfocar la mente en reunir diez cosas positivas que te aporta ese momento por muy desagradable que sea. Será imposible encontrar diez, pero te forzarás a encontrar cuatro o cinco y con eso ya tendrás mucho ganado. Es como magia, consigue quitarte de ese estado y que te sientas mucho mejor”. La felicidad en el trabajo es muy importante porque cualquier objetivo que nos marcamos en la vida es para ser más felices. “Nuestra mente está predeterminada en buscar esa meta y todo lo que hacemos es para estar mejor”, explica Andrea. Y al estar contentos, el éxito llega antes y las empresas obtienen beneficios, por eso en la labor de un buen gestor está involucrar a sus trabajadores en el leitmotiv y la filosofía de la empresa, fomentar su autonomía, reconocer los pequeños logros, escucharles de forma activa y hacer que se sientan implicados y motivados.
PONTE EN LA PIEL DEL OTRO
Contágiate de emociones positivas. Sonríe, ofrece alternativas cuando se presenten soluciones difíciles, evita los comentarios negativos y no entres en hacerlos tú tampoco sobre ninguno de tus compañeros, busca los beneficios de trabajar en equipo y aprende a ponerte en la piel del otro, porque nadie es tan malo ni tan bueno como le pintan. “Además, si las personas difíciles no logran que te afecten las cosas, terminan por ignorarte”, añade Linati. Sobre todo, ten presente que si hay algo que no te gusta hay que cambiarlo. “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, decía Einstein. Si has tenido la suerte de conseguir un nuevo empleo, sigue las normas, horarios y costumbres establecidos, informa de los movimientos que vayas a hacer. No hace falta que todos tus compañeros te caigan bien, pero sí que los respetes y no muestres nunca hostilidad, ni agresividad.
EL CONSJO DE NUESTRA EXPERTA: “ Sé agradecida y celebra cualquier cosa”.
Para la coach, Andrea Linati,existen dos acciones fundamentales que podemos hacer en el día a día y que no dependen de nuestros jefes sino de nosotros mismos, con las que generar buen ambiente en el trabajo. La primera acción que la ciencia de la felicidad nos demuestra que aumenta el nivel de alegría es el agradecimiento, ser agradecido con lo que tenemos y dar las gracias a los demás por los pequeños detalles o gestos que hayan tenido. Un segundo punto importante pasa por la celebración. Es muy importante celebrar los éxitos (grandes y pequeños) para poder crear así una sensación de progreso y generar además emociones positivas. Estas emociones ampliarán nuestros pensamientos y acciones, y más pensamientos y acciones nos llevarán a un mejor rendimiento”.
Por: Mavi Consentino.

Continúa leyendo