Aumenta en un 4,2 % el consumo de platos preparados

Se espera un crecimiento de un 2 % en el mercado de los alimentos congelados.

La tienda online de croquetas gourmet, Croquetas Ricas ha analizado la tendencia de consumo de alimentos en los hogares españoles y ha llegado a varias conclusiones.

A causa de la disminución de cerca de un 1 % de la población española, el consumo de alimentos también se ha visto afectado con una disminución de 0,7 % respecto al año pasado. Sin embargo el gasto en alimentación se ha incrementado en un 0,1 % junto con una subida del 0,8 % del precio medio de alimentos.

Este cambio en los hábitos de consumo también está relacionado con las tendencias que se están experimentando las tipologías y tamaños de hogares, disminuyendo su tamaño y siendo hogares unipersonales. Estos datos nos muestran que los hogares españoles gastan más en la compra de alimentos pero compran menos volumen.

El canal más elegido por los consumidores siguen siendo los supermercados y autoservicios (43,9 %), seguido por las tiendas tradicionales (19,8 %) las cuáles son las más elegidas para comprar alimentos frescos (33,8 %). Respecto al año anterior podemos ver que el canal que ha sufrido más variación ha sido la compra por Internet, con un aumento del 27,7 %.

En cuanto al perfil del consumidor, debemos tener en cuenta la pirámide demográfica de nuestro país, representando un 18,4% las personas mayores de 65 años y representan al nicho de consumo "retirados" con un 23,4 %. Les siguen las parejas con hijos de edad media representando un 14,1% y las parejas con hijos pequeños (12,3  %) que han sufrido un descenso de un 3,9 % respecto a años anteriores. Los cambios de estilo de vida y el descenso de la tasa de nacimientos representan un descenso de consumo en familias, repercutiendo en mayor medida a los hogares con hijos de menor edad. Muy significativo es el aumento de consumo en hogares representados por jóvenes independientes representando un 5,7 % de población y aumentando su consumo en un 3,9 % respecto a años anteriores.

Otro dato que ha cambiado respecto a años anteriores es la disminución de la cantidad de alimentos desperdiciados disminuyéndolo en un 6 %. De los 1.245,9 millones de kilos de alimentos tirados a la basura, el 85,6 % representa los productos que sin elaborar, tal y como se compraron, son desperdiciados, siendo la fruta el alimento más desperdiciado con un 27,6 % del total. Y representando un 14,4 % encontramos los alimentos cocinados que tras un tiempo almacenado o directamente del plato son desechados.

Todos estos cambios en los hábitos de consumo también son representativos de los estilos de vida que los consumidores llevan a cabo en la actualidad. Pondera ante todo una dieta sana, equilibrada y de calidad. Por ello, la demanda de los alimentos gourmet ha aumentado en los últimos años, convirtiendo a España al sexto país del mundo que más consume productos gourmet.

En cuanto a bebidas, las bebidas azucaradas como zumos (-4,1 %), los refrescos (-4,1 %) y las bebidas espirituosas (-5,1 %) son las que han notado un mayor descenso por la mala percepción del azúcar, frente a la subida del agua envasada (+5,1 %) y los vinos con DOP (+2 %).

Otro motivo del descenso de consumo de alimentos, es que consumimos más alimentos fuera del hogar que hace unos años, la economía se ha estabilizado tras la crisis y la gente consume más fuera de casa. La comida es el momento en el que más se consume fuera del hogar con un 44,6 %, seguido de la cena con un 26,6 %, el desayuno con un 16,2 % y siendo la ingesta entre horas en último lugar con un 12,6%. El desayuno a su vez es el momento de consumo principal dentro del hogar con 28 %, tras ella la cena con un 25,9 % y después la comida con un 24,3 %.

Los días favoritos de la semana para no tener que cocinar son los viernes, los sábados y los domingos con un 50,3 % de las ocasiones y el resto de la semana con un 49,8 %.

En cuanto a los motivos por los que consumimos alimentos fuera de caso por placer se lleva el 32,5 %, seguido de no cocinar con un 15,1 %. Por ello, los platos preparados han aumentado en un 4,2 % su consumo ya que es uno de los motivos más usados para comer fuera de casa. Y por esta razón, se espera que los alimentos congelados aumenten en un 2 % por su alta durabilidad, conservación de los nutrientes y comodidad para el consumidor.

También te puede interesar:

Continúa leyendo