¿Buscas piso de alquiler?

Resolvemos tus dudas más frecuentes a la hora de alquilar, para que conozcas tus derechos pero también tus obligaciones. ¿Lo más importante? Revisa bien la vivienda y el contrato antes de firmar. X

Resolvemos tus dudas más frecuentes a la hora de alquilar, para que conozcas tus derechos pero también tus obligaciones. ¿Lo más importante? Revisa bien la vivienda y el contrato antes de firmar

 

Qué incluye el contrato

 

Impuestos de la basura, Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), calefacción central, cuota de la comunidad...: ¡que no te los cuelen! Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), salvo pacto específico, estos gastos (y todos aquellos que correspondan a la vivienda y no puedan individualizarse) son responsabilidad del propietario o arrendador.

Averías

 

¿Quién se hace cargo? La ley estipula que las reparaciones necesarias para garantizar la habitabilidad, las averías estructurales (tuberías, calderas, humedades...) y las producidas por el uso ordinario de la vivienda corren a cargo del arrendador. En el último caso, la LAU diferencia entre pequeñas y grandes reparaciones y es el inquilino el que se hace cargo de las primeras. ¿La recomendación? Define en el contrato de forma clara el límite entre ambas para evitar conflictos y revisa el funcionamiento de todo antes de entrar a vivir. 

Suministros

 

“Los servicios individualizados por aparatos contadores (agua, luz, Internet, etc.) corren siempre a cuenta del arrendatario”, según el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid. Sin embargo, en caso de nuevas viviendas es el propietario el encargado de dar de alta estos servicios (excepto Internet). En ocasiones, alguno de ellos, sobre todo el agua, puede pertenecer a la comunidad y el pago corresponde al propietario.

Fianza, garantía...

 

“La cantidad que entregues al casero no debería superar el equivalente a tres meses de renta, entre la fianza legal de un mes y las garantías adicionales. Exigir más tiene poco sentido: si lo hacen, busca otro piso”, aconsejan en la OCU. “Y muy importante: conserva el recibo de cualquier pago que hagas”. El arrendador debe devolver la fianza cuando termine el contrato. La LAU establece que, si pasados 30 días de la entrega de las llaves, el arrendatario no ha recibido la devolución de la fianza, el arrendador tendrá que entregar ese dinero con el recargo del interés legal. 

Actualización del precio

 

La última reforma de la LAU establece que los contratos firmados a partir del 1 de abril de 2015 sólo podrán revisarse si las partes acuerdan de forma conjunta su actualización. Además, si no recogen un determinado índice o mecanismo, se actualizará aplicando a la última anualidad el nuevo Índice de Garantía de Competitividad (IGC), en lugar del Índice de Precios de Consumo (IPC).   

Dejar la vivienda

 

Con la reforma de la ley de 2013, el arrendatario puede dejar la vivienda una vez hayan pasado seis meses sin esperar a que termine el año del contrato, avisando con un mes de antelación y sin pagar indemnización (a menos que se especifique en el contrato). 

Continúa leyendo