¿Cómo Causar Buena Impresión?

Según los expertos, disponemos de 7 a 17 segundos antes de que alguien se forme una opinión sobre nosotros. Causar buena impresión en una entrevista de trabajo o cuando te reúnes con un potencial cliente, es fundamental. Toma nota de estos consejos:
-Da protagonismo a la otra persona: no hable sólo tú ni de ti, convierte a tu interlocutor en el centro de atención sin dejar de participar en la conversación.
-Escucha: muestra interés sincero en lo que te cuenta. Y, sin interrumpir, da muestras de que sigues la conversación.
-Estate atento: sonríe, mírale a los ojos... hazle saber con tus gestos que sigues la conversación.
-Hazte entender: las personas tímidas hablan muy bajo, casi murmurando. Vocaliza bien y habla en un tono audible.
-No te pases con los chistes: el humor es un buen recurso si se sabe utilizar, pero cuando no se conoce bien a la otra persona o estamos en un ambiente laboral, es mejor evitar los chistes para no molestar o herir.
-Observa sus respuestas y emociones: procura ver cómo responde y trata de reconocer sus emociones. Te servirá para saber si es una persona tímida, qué espera de ti, cómo piensa, etc.
-Ponte en su mismo nivel de cordialidad: de este modo ni te pasarás ni te quedarás corto. Muéstrate tal como él se muestra.
-Sé positivo: mantén una actitud vital y optimista, trata de contagiarle. De muestra con actos y tus gestos que te encuentras bien en su compañía, que la valoras, pero sin fingir: sé tú mismo.

Continúa leyendo