Vídeo de la semana

Cómo diferenciar el auténtico plátano de Canarias de otras bananas comunes

¿En qué se diferencia el plátano de Canarias de otras variedades? ¡Toma nota de esta claves!

Cómo diferenciar el auténtico plátano de Canarias de otras bananas comunes
Pexels

Aunque el Plátano de Canarias y otras frutas de su categoría -que podemos encontrar en nuestra frutería o en nuestro supermercado habitual- compartan un aspecto muy similar, son muchas las cualidades que le convierten en un producto único y bastante diferente. ¿Sabías, por ejemplo, que el de Canarias es el único plátano del mundo que cuenta con el sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP)? Este es un reconocimiento que viene a acreditar su calidad diferenciada, concretamente en sabor y apariencia externa.

Canarias es la principal zona de producción de plátano y banana de toda Europa con un 70% del volumen total de producción de la Unión Europea. Con más de 8.966 hectáreas y 420.000 toneladas de producción media al año, esta industria se consolida como el primer sector exportador de las islas. De hecho, Canarias exporta cada día 1 millón de kilos de plátanos a la Península. ¡Casi nada! Pero… ¿en qué se diferencia exactamente el auténtico plátano de Canarias de otras bananas comunes que también se pueden encontrar en los supermercados? Toma nota de estas claves para que no te entre ninguna confusión...

1) Las motitas oscuras, el sello inconfundible: Una de las cualidades externas más llamativas del Plátano de Canarias IGP está en las motitas oscuras de su piel, tan características de esta popular fruta ‘marca España’. Estas ‘pintas’ tan singulares aparecen durante el proceso de maduración del plátano, cuando las enzimas polifenoloxidasa y peroxidasa oxidan la piel de la fruta.

​​2) Sabor dulce intenso y textura muy jugosa: El Plátano de Canarias IGP ofrece un sabor dulce y un aroma intenso. Esto de debe a que, mientras los ciclos de producción de otras frutas de la categoría son de unos tres meses -tiempo que la fruta madura en la planta antes de ser cortada- el plátano de las islas Canarias suele permanecer en ella durante seis meses, lo que le aporta una mayor cantidad de azúcares -naturalmente presentes- y un aroma mucho más intenso. Además, los plátanos de Canarias destacan por una textura muy jugosa al paladar.

3) Lo que no se ve: una producción sostenible y máximo respeto al medio ambiente. El trabajo de cultivo y recolección del Plátano de Canarias es totalmente manual. Su compromiso medioambiental está avalado, además, por la certificación AENOR de la huella de carbono, que pone de manifiesto la reducida incidencia de los gases de efecto invernadero asociados a su ciclo de vida. En concreto, la huella de carbono del plátano canario es de 195,16 gramos de CO 2 por kilogramo de fruta, la sexta parte que la de otros productos de su misma categoría, que proceden de terceros países. Los productores canarios, además de emplear muy pocos productos fitosanitarios, apuestan por unos sistemas de producción muy eficientes en ámbitos de riego y abonado. Y otra de las claves en la reducción de emisiones de CO 2 -respecto a otras frutas de su categoría, procedentes de terceros países- es la cercanía y la facilidad de su transporte hasta la Península.

Continúa leyendo