Vídeo de la semana

Cómo evitar una factura elevada de móvil a la vuelta de un viaje

El móvil se ha convertido en un accesorio imprescindible en el día a día. Sigue estos pasos si no quieres llevarte un susto en tu factura a la vuelta de vacaciones.

El móvil no solo te permite comunicarte, también para hacer operaciones de todo tipo. Pero ¿seguimos pensando lo mismo cuando salimos de nuestras fronteras? Te damos las claves para utilizar el smartphone sin temor a volver con una factura desproporcionada de recuerdo.

Tarifas que ya incluyen el roaming gratis

Los últimos meses del año están repletos de festivos que bien podemos utilizar para hacer una escapada fuera de España. ¿Podemos irnos de viaje y utilizar el móvil como si estuviésemos en casa?

Con la Comisión Europea presionando para que las tarifas por itinerancia desparezcan, muchas compañías móviles han decidido lanzar tarifas que incluyen de serie minutos y datos gratis para utilizar fuera de nuestras fronteras.

Este es el caso de Orange, que con su Ballena de contrato nos permite disfrutar de 100 minutos y 100 MB para disfrutar en Europa. Además, esta tarifa cuenta con llamadas ilimitadas y 6 GB dentro del territorio nacional. Eso sí, el precio no es el más asequible del mercado, 41,95 euros/mes. ¿Es, por tanto, una ventaja que solo podremos disfrutar asumiendo una tarifa móvil elevada durante todo el año?

Si no necesitamos una oferta tan completa en España o no queremos pagar demasiado mes a mes, Vodafone es la clave. La operadora roja ofrece las mismas ventajas en territorio nacional que en Europa y Estados Unidos. Así, partimos de una tarifa móvil con llamadas a 0 euros/min y 1,5 GB por 11,20 euros/mes con roaming incluido.

Bonos especiales para días puntuales

Si aprovechamos cualquier festivo para hacer una breve escapada probablemente no necesitamos un gran volumen de minutos o megas y tampoco estará en nuestras miras contratar una tarifa de móvil con roaming gratis. Entonces ¿qué opciones nos quedan?

La opción más evidente es pagar la tarifa por itinerancia que nos aplica la operadora desde el momento que salimos del país. Esto supone un sobrecoste de 0,05 euros/min al realizar llamadas, 0,01 euros/min por recibirlas y 0,05 euros/MB por conectarnos a Internet (precios sin IVA). En definitiva, un coste significativo.

No obstante, existen algunos bonos especiales que podemos contratar antes de salir de viaje en nuestra propia compañía. Por ejemplo, Orange nos ofrece 60 minuto o 100 MB por un euro al día. Obviamente, solo se nos cobrará el día que usemos el bono. Algo similar sucede en Movistar, aunque un poco más caro. En concreto, por 4 euros al día podemos conseguir 120 minutos o 300 MB.

Ahora bien, ¿merecen la pena? Lo cierto es que hay que tener muy claro que vamos a sacarle partido al bono. Y es que, tal y como sucede con los bonos de internet extra, acabamos gastando menos minutos o megas que lo que nos ofrece el bono.

¡Precaución con la versión gratuita!

El miedo a volver con una factura elevada siempre ha limitado el uso del teléfono móvil en los viajes. No obstante, cada vez somos más lo que acabamos dejando el smartphone en modo avión y nos conectamos a las redes WiFi gratuitas de nuestro destino. En definitiva, la picaresca de la versión gratuita gana la batalla.

Esta práctica es cada vez más habitual gracias a la cantidad de establecimientos que deciden abrir sus redes a los turistas. Así, con la ayuda de aplicaciones como WhatsApp, Telegram o Skype podemos ponernos en contacto con nuestros familiares y amigos sin gastar un euro. Por no mencionar que nos da la posibilidad de subir nuestras instantáneas a las redes sociales o cargar los mapas para movernos sin problemas en la ciudad.

Sin embargo, debemos tener precaución con este sistema. Pese al ahorro que supone en la factura móvil, conectarnos a redes WiFi expone nuestros datos personales a los piratas informáticos. Y es que, desde que el móvil se ha convertido en una herramienta de trabajo, los datos que guardamos en él son realmente delicados y puede salirnos bastante más caro que acogernos a las tarifas roaming.

¿Cómo usar el móvil y no volver con una factura elevada?

Ahora que ya conocemos las distintas tarifas y bonos a los que nos podemos acoger, ¿cuáles son los trucos que debo aplicar para no regresar con un recibo de móvil disparado?

1. Activar el roaming antes de salir de viaje. Independientemente de que al final dejemos el teléfono en modo avión o no, este paso es básico si no queremos quedarnos sin cobertura nada más cruzar la frontera.

2. Limitar el consumo. La mayoría de compañías permiten poner unos megas máximos de modo que, en caso de superarlos, se nos cortará al conexión evitando que gastemos más dinero. De igual forma, este es el momento de deshabilitar las actualizaciones y descargas automáticas.

3. El WiFi con precaución. Ya hemos visto que existe mucha información en juego cuando dejamos abierta nuestra conexión WiFi del móvil. Por ello, es importante conectarnos solo a redes seguras o de confianza.

Con estos pasos no solo conseguiremos tener a raya la factura del móvil, sino que evitaremos que nuestros datos personales estén a la mano de cualquiera.

Por: HelpMyCash.

Continúa leyendo