Cómo organizar comidas y cenas navideñas

Lista en mano, inicia el recorrido de las compras navideñas. Con método, paciencia, buen humor y unas sencillas indicaciones conseguirás ser la reina maga de las fiestas sin desequilibrar tu presupuesto.

Un año más eres la anfitriona en las principales comidas y cenas navideñas y un año más te propones organizarte con tiempo, hacer frente a imprevistos y, sobre todo, no salirte del presupuesto.
No es tan difícil: estás a tiempo. Organización, un poco de paciencia y colaboración son suficientes para que salgas airosa y no desequilibres tus cuentas. No hay fórmula mágica, pero sí una serie de consejos o indicaciones que te pueden ayudar.

Elabora una lista

Programa los menús teniendo en cuenta el número de comensales, sus gustos y sus intolerancias, y calcula un presupuesto. No compres de más. Ten en cuenta que, por ejemplo, la comida de Año Nuevo -si se ha trasnochado mucho- no es tan copiosa. Una idea: una crema de marisco -elaborada con antelación y congelada-, unos canapés, ensaladas de cuarta gama (listas para consumir) y un sorbete de cava con helado de limón te pueden sacar del apuro.

Haz espacio en el congelador

Ahora es el momento de ir descongelando (y consumiendo) los alimentos allí congelados para dar entrada a los que vas a consumir en las fiestas. Ya se sabe que según se aproximan las fechas, los precios suben. Mucho mejor comprar lo que puedas con adelanto.

¿Qué puedes congelar?

Verduras, carnes y pescados (también algunos caldos y salsas). Para congelar las verduras primero debes escaldarlas, unos dos minutos en agua hirviendo con unas gotitas de limón para que no pierdan su color. Luego, se introducen en bolsas para congelar. El pescado se debe escamar, hay que quitarle la cabeza, destriparlo, lavarlo, secarlo y envolverlo en film transparente. En las carnes hay que eliminar el exceso de grasa y, si se quiere, deshuesarlas. Es conveniente hacerlas porciones y envolverlas en film. Y recuerda: no se pueden congelar los huevos, la pasta ni el arroz.

Comprar con cabeza… y también online

Para no salirte del presupuesto conviene tener en cuenta que muchos productos (sobre todo bebidas: cavas, vinos, licores…) se pueden adquirir por internet a un precio muy bajo. Y si no quieres comprar online, la red te servirá para darte pistas y comparar precios entre distintos establecimientos.

Pon las manos en la masa

Para aligerar gastos puedes preparar en casa algunos dulces navideños: mantecados, turrón, brazos de gitano… Aprovecha alguna de nuestras recetas.

Continúa leyendo