Cómo responder a 6 preguntas difíciles en la entrevista de trabajo

Preparar de antemano un buen argumento te puede sacar de más de un aprieto en una entrevista de selección. Un experto te aconseja qué decir en cada caso.

Preparar de antemano un buen argumento te puede sacar de más de un aprieto en una entrevista de selección.

 

Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, te aconseja qué decir en cada caso. 

 

1. ¿Por qué te han despedido?

“Es un cuestión peliaguda. Si se debe a circunstancias ajenas a ti (económicas, técnicas, organizativas, de producción o un ERE), lo mejor es ser claro: ‘Se redujo la plantilla por los recortes’; eso sí, evita coletillas como: ‘Mi jefe podría haber hecho más antes que despedirnos’, porque la entrevista no es el lugar adecuado para la queja”, afirma Guelbenzu. Si fue por un incumplimiento tuyo, “lo mejor es que lo expliques de manera objetiva, sin incidir en los detalles, y dejes constancia de que aprendiste de aquella situación”.

 

2. ¿Tienes intención de ser madre próximamente?

“A pesar de que no aporta ningún valor para establecer la adecuación del profesional al puesto, este tipo de preguntas se incluye en las entrevistas”, opina el director general de Infoempleo, quien aconseja dos posibles respuestas: “La primera y más directa sería enfatizar que es una cuestión de índole personal que no afecta al puesto ni a tu rendimiento profesional. Si aun así reiteran la pregunta, y estás pensando en ser madre, puedes responder con una afirmación y consultar al seleccionador si esto les supone un inconveniente. A través de su respuesta podrás valorar si es el lugar idóneo para ti”.

3. Si te contratamos, ¿te quitarías el piercing?

“Aunque estamos habituados a ver piercings y tatuajes, suele ser un tema que colisiona la libertad del empleado sobre su propia imagen con los intereses de la empresa. En líneas generales podemos decir que el empresario está amparado para exigirlo (artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores sobre trabajar bajo su dirección e instrucciones), si bien se podría hacer una excepción si retirar el piercing produjera una lesión para la propia salud o el aspecto físico del empleado. Si es por cuestiones de seguridad, porque pueda entorpecer el desempeño de la actividad o porque resultase perjudicial para la empresa, la respuesta está clara. Lo adecuado es que preguntes si hay algún código al respecto y así aclararás tus dudas”.

 

4. ¿Estás dispuesta a hacer horas extras?

“Se suele considerar implícito en el cargo en algunos sectores, aunque no aparezca por escrito. Dicho esto, procura dar una respuesta sincera: en positivo si realmente vas a poder realizarlas o en negativo si tienes otro trabajo o debes hacer otras tareas que te impidan extender tu jornada laboral (pregunta si tienen fórmulas flexibles como el teletrabajo). Lo más adecuado es que no te comprometas a algo que no serás capaz de realizar porque no podrás alegar que nadie te avisó”.

 

5. ¿Por qué optas a un puesto de administrativa si has estudiado Físicas?

Para Jorge Guelbenzu, “cambiar de sector o de puesto es algo de lo más habitual. Si estás reorientando tu carrera procura transmitir que es una apuesta firme, a largo plazo. Si se debe a que no has encontrado nada ‘de lo tuyo’, lo mejor es que indiques que estás explorando otras opciones en las que crees que encajas, porque al final siempre hay rasgos comunes en diversas profesiones, como por ejemplo la orientación a resultados o el cuidado de detalles. Decir que estás sobrecualificado o que no te ha quedado más remedio que probar suerte no te ayudará a seguir adelante en el proceso”.

 

6. ¿Qué opinas de tu último jefe?

“En un clásico. Te pondrá a prueba porque según lo que respondas saltarán las alarmas de tu entrevistador. Lo mejor es que cuentes tu experiencia con él, detalles sus rasgos favorables y los negativos, una de cal y otra de arena, pero no es necesario ser incisivo en las críticas: ‘Era un buen líder e inspirador para el equipo, pero a veces su desorden nos dificultaba las labores diarias’, podría ser un ejemplo.

Continúa leyendo