Compra seguro por Internet

En estas fechas se nos quita un poco el miedo al e-commerce, -de hecho, este año los comerciantes pretenden aumentar un 10% sus ventas-, pero esa no es excusa para ir 'a lo loco'. ¿Sabes cuáles son los métodos más comunes de pago?

En estas fechas se nos quita un poco el miedo al e-commerce, -de hecho, este año los comerciantes pretenden aumentar un 10% sus ventas-, pero esa no es excusa para ir 'a lo loco'.  ¿Sabes cuáles son los métodos más comunes de pago? ¿Y cómo saber que puedes confiar en ellos? Te lo contamos.

 

Con tarjetas prepago

 

Como la que acaba de lanzar Correos. "Es, actualmente, uno de los métodos más seguros", dice Marcos Gómez, subdirector de Operaciones del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). ¿Lo mejor? Puedes recargarlas con una cantidad limitada, y además durante el proceso de compra no se te pedirá ningún dato personal. ¿El problema? Tienen un precio. La de Correos cuesta 6 €, más 2 € por recarga online y 1 € en oficina. Los bancos las ofrecen de forma gratuita, aunque a veces con cuotas de mantenimiento.

 

Crédito o débito, con ojo

 Lo primero que debes mirar, si pagas con tu tarjeta habitual, es que en cada paso del proceso de pago aparezca 'https://' en la barra de direcciones. Eso garantiza que hay un protocolo de seguridad que impide a terceros ver la información que compartes. Hay tres tipos de procesos de compra:

 

- Los que tienen su TPV (el datáfono) virtual en una misma página.

- Los que redirigen a la pasarela de pago de tu banco (más seguros, porque ni el vendedor conoce tus datos).

- Los bancos que, además, te piden una autenticación personal (por ejemplo, vía SMS). Un ejemplo del anterior sistema son Verified by Visa y MasterCard SecureCode; cuya activación puedes pedir en tu banco.

 

PayPal, ¿es tan seguro?

 

Los monederos virtuales (PayPal o Iupay) tienen las ventajas de los anteriores: son gratuitos y no expones tus datos personales en la Red ni en el comercio online. Además, según PayPal, sus servidores "no están conectados directamente a Internet, por lo que la información privada sólo estará disponible para ordenadores autorizados".

 

Eso sí, como advierte Marcos Gómez, su popularidad ya ha atraído a "cibercriminales" que imitan su diseño y por medio de e-mails o incluso whatsapps, nos piden datos en su nombre. "Ante la duda, nosotros siempre recomendamos ponerse en contacto directo con el proveedor, o con nosotros en www.osi.es".

Ahora, más cuidado

 

Las estafas por Internet se dan todo el año, no entienden de estaciones. Sin embargo, como nos dicen desde la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía, "se pueden ver incrementadas, obviamente, por el aumento de las compras en la época navideña". "La búsqueda de un precio atractivo", de "chollos", explican, "puede hacer que la gente no preste tanta atención a tomar medidas de seguridad y sea un poco más descuidada". ¿Un consejo? El sentido común. "Como en el mundo real", concluyen.

 

Vence el miedo con garantías

 

1-Revisa que la información de la empresa sea completa y coherente (obsérvalo en las secciones 'Sobre nosotros' -debe aparecer su NIF, datos de inscripción registral, etc.-, 'Contacto', 'Política y privacidad' o 'Aviso legal'). Muchas tienen hasta fallos gramaticales porque utilizan traductores web para pasar el texto del inglés a tu idioma.

2- Busca opiniones en Google o usa las páginas desenmascara.me o scamadviser.com para saber si la web es fiable.

3- Nunca ingreses dinero en cuentas de desconocidos con Moneygram o Western Union: no se devuelve el importe, aunque hayas sido estafado. Éstas cuentas se usan para ingresar dinero a personas que conoces, por lo que no es normal que un establecimiento fiable te lo pida.

 

Sello o certificado de confianza

 

Según Marcos Gómez, subdirector de operaciones de Incibe, "aún no está generalizado, pero cada vez son más las entidades que usan algún tipo de Sello o Certificado de confianza o de seguridad. El Sello de Confianza Online es el más conocido en España, pero también nos podemos encontrar con otros símbolos similares (eValor, Norton Secured, Trusted Shops...), y en éste ámbito son una “señal” más para confiar a la hora de hacer una transacción en la Red", dice el experto. Si la web lo tiene, el logo estará situado en la parte inferior de la página.

Continúa leyendo