¿Comprar una vivienda? Mejor en invierno

Adquirir una vivienda durante los primeros meses del año supone menos competencia y mayor margen de negociación.

Adquirir una vivienda durante los primeros meses del año supone menos competencia y mayor margen de negociación.

 

Las predicciones de 2016 están comenzando a cumplirse. Es el año del despegue inmobiliario y la primera fase de su vuelo nos ha pillado en plenas rebajas. Los expertos del sector han pronosticado aumento de precios, nuevas promociones, mayor acceso crediticio y agilización de hipotecas, incremento de la demanda, reducción del stock…

 

El repunte, aunque lento, es más que evidente. De hecho, los primeros meses del año se sitúan como el mejor momento para comprar. Hay menos competencia y más margen para negociar. No hay que olvidar, además, que los precios durante 2016 tenderán a subir, por lo que cuanto antes se compre, más asequibles serán los pisos.     

 

A este respecto, los expertos de Casaktua.com  han establecido cinco pasos fundamentales para conseguir el éxito en la compra de una vivienda durante esta estación:

 

1. Echa una ojeada a los anuncios inmobiliarios. Los precios de algunos inmuebles también pueden haberse reducido aprovechando el tirón, ya sea por la necesidad de reducir stock o para ajustar los precios de cara a la pesada cuesta de enero.

 

2. Ten claro de cuánto dispones y cuánto estás dispuesto a gastarte. Los gastos del proceso de compra también deben tenerse en cuenta (notaría, registro, bancarios, apertura y cierre de hipoteca, etc.).

 

3. Acude al banco en busca de la financiación adecuada. Generalmente los bancos solo suelen llegar al 80% de financiación, aunque hay algunas entidades que llegan al 100%, sobre todo ellos son los propietarios de la vivienda que vas a adquirir.

4. Negocia, no regatees. Comprarse una casa no es ir de mercadillos. No solo hablamos de precio, también de condiciones de pago, estado de la vivienda, ubicación, inclusión o no de muebles, etc. Es importante saber negociar, que no es lo mismo que regatear.

 

5. Valora si buscar ayuda en una inmobiliaria o un portal inmobiliario. Orientan, evitan riesgos innecesarios y permiten completar toda la operación inmobiliaria sin contratiempos y en el plazo deseado. En teoría, la tasa o comisión la paga el vendedor, aunque, no lo dudes: indirectamente, también te repercutirá a ti.

Continúa leyendo