Vídeo de la semana

Consejos para ahorrar en tus menús navideños

Planificar los menús de navidad con tiempo y comprar varias semanas antes es clave para ahorrar en la cesta de la compra. Descubre algunos trucos para que no se te eche el tiempo encima.

La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y en estas fechas llegan las compras que, en ocasiones, se pueden volver tediosas. Las colas que habitualmente hay que guardar se multiplican en estas fechas, pero puedes tener todo lo que necesitas para tener una comida o cena diez sin tener que salir de casa y gastar un solo minuto de más con Lola Market. Anota todos estos consejos para hacer tus compras navideñas con éxito: 

Ahorra comprando con antelación

En Navidad los precios se disparan, pero esto puedes evitarlo si dedicas las semanas de antes a comprar los ingredientes de tu menú. Recuerda que carnes y pescados son los alimentos que más suben y precisamente también los que más se prestan a ser congelados. No lo dudes y compra tus productos, congélalos adecuadamente y listo. Estarán exquisitos igualmente el día que vayas a consumirlos y los habrás comprado por bastante menos de que lo harías horas antes. 

Congela bien los alimentos

Eso sí, tienes que congelar bien los alimentos puesto que, aunque no lo creas, congelar también tiene algo de técnica. Es importante congelar cada alimento de forma individual. Lo mejor es que lo envuelvas con film, dale varias vueltas y congela tus productos siempre en posición horizontal. En el caso de que tengas que congelar pescado tendrás que limpiarlo bien antes de meterlo en el congelador. 

Descongela correctamente

Para descongelar los alimentos de manera adecuada lo mejor será que lo hagas siempre en frío, pon un recipiente bajo que recoja el agua que se pueda ir produciendo fruto de la descongelación y listo. Conseguirás que tus guarden intacto el sabor. Nunca descongeles dejando la pieza de carne o pescado a temperatura ambiente. Si tienes prisa, el microondas puede ser tu aliado, pero hay que descongelar a intervalos de poco tiempo para que los alimentos no se cuezan.

Productos frescos con mucho sabor 

Hay determinados productos que sí vale la pena comprar frescos. Puedes aprovechar para comprar verduras y frutas de temporada y hacer de ellas la base de tus platos, siendo la perfecta guarnición de carnes y pescados. Además, los productos de temporada tienen precios más baratos. Comer bien no tiene por qué ser caro.

Busca y compara

Piensa diferentes recetas y opciones de menú para esta Navidad. Una vez tengas claro qué quieres, busca y compara productos y su relación calidad-precio. Todo esto hará que evites colas que pueden acabar con tu paciencia. Comparar precios, productos y recibir en casa tu compra siempre es un gustazo pero si además puedes beneficiarte de este servicio en una época como la previa a Navidad, mucho mejor. Ganarás tiempo para lo que realmente importa: estar con tus amigos, familia, más tiempo para ti. Emplearás tus horas de tiempo libre en lo que tú quieras.

Por tanto, es fundamental organizar las comidas y cenas de Navidad con tiempo suficiente para comprar con antelación y adelantar todo lo que se pueda. Por ejemplo, muchas salsas y la mayoría de postres se pueden adelantar días antes de la celebración y te ahorras estar el día de la comida o cena encerrada en la cocina. ¡La planificación es el gran secreto del éxito en estas fiestas!

Continúa leyendo