Consejos para comportarse correctamente en la oficina

En la oficina también hay que saber estar. Por eso te damos las claves para un comportamiento impecable en tu lugar de trabajo.

La mayor parte del día encontramos un segundo hogar en la oficina, donde convivimos al menos 40 horas a la semana. Pero ¿nos comportamos de la manera que debemos? Si quieres ser la compañera perfecta sigue nuestras recomendaciones.

 

Al teléfono

 

Las responsabilidades laborales incluyen, a menudo, atender llamadas telefónicas. Para ello, es necesario evitar levantar la voz o mostrarse brusco al teléfono, tanto por respeto a la persona con la que hablamos como para no desconcentrar a la oficina.

 

Consejo

Dice Diego Zala Martínez, director de cursos de Posgrado de la Escuela Internacional de Protocolo, que “lo normal es que existan unas directrices corporativas. Pero lo más importante es mantener nuestra ‘sonrisa telefónica’, que no se ve pero se percibe”.

 

Debatir mejor que discutir

 

En el día a día de un lugar de trabajo, pueden surgir cuestiones o temas que ocasionen puntos de vista opuestos. En esta situación, es necesario llegar a un punto en común para continuar con el trabajo. Para ello, es importante no perder los nervios ni entrar en discusiones o riñas con nuestros compañeros.

 

Consejo

Conoce bien la opinión de la otra persona y aborda el problema con otra perspectiva. Según el experto: “Debemos hacer un ejercicio de comprensión antes de plantearnos defender nuestras ideas”.

 

Colabora con tus compañeros

 

En toda oficina, el trabajo está definido y cada uno tiene tareas concretas que desempeñar. Sin embargo, esto no impide que si un compañero tiene demasiadas obligaciones podamos echarle una mano. Al contrario, mostrarte colaborativo te dará puntos con tus compañeros y tu jefe sabrá valorarlo.

 

Consejo

Participa. “La mayor parte de las empresas ya poseen programas de team building (construcción de equipo) y motivación dirigidos a mejorar las relaciones individuales en el trabajo. Creo que es muy importante”, dice Diego Zala.

 

No interrumpas

 

Comentar algo con los compañeros de trabajo es normal, pero sé selectivo con los momentos para hacerlo. Si interrumpimos constantemente cuando todos están más concentrados en la oficina, podrían molestarse, y con razón.

 

Consejo

“Cuidado con la música, la radio, el elevado tono de voz y otras cuestiones que pueden molestar a los compañeros. Muchas veces no somos conscientes de ello”, recuerda Zala. Y si eres el molestado, “el diálogo es la base para resolver los problemas de oficina”.

 

Educación y respeto ante todo

 

La educación es imprescindible en todos los aspectos de nuestra vida, y en el laboral más que en ninguno. Por supuesto, siempre hay que saludar a nuestros compañeros, pedir por favor las cosas que no son nuestras y devolverlas siempre. Si alguien se dirige a ti, suelta el móvil y mírale a la cara.

 

Para el experto en protocolo, los problemas surgen de “la falta de cordialidad entre compañeros. En ocasiones, debido al discurrir de los problemas del día a día, no nos paramos a transmitir un saludo. La puntualidad es otro de los problemas habituales, no podemos olvidar que en el trabajo es una de las cuestiones de saber estar más relevantes”.

Continúa leyendo