Dejar de fumar aumenta la productividad

Los fumadores presentan mayores tasas de absentismo laboral y sus bajas laborales anuales son más frecuentes si se las compara con las de los no fumadores.

Los fumadores presentan mayores tasas de absentismo laboral y sus bajas laborales anuales son más frecuentes si se las compara con las de los no fumadores.

 

El tabaquismo incrementa tanto el riesgo como la duración del absentismo laboral. El coste anual por incapacidad temporal y pérdida de productividad es de 2.253,90€ en fumadores y de 1.434,90€ en no fumadores, lo que supone una pérdida 819,60€ por fumadores. Así se desprende del estudio “Costes derivados del uso de servicios sanitarios y bajas laborales en pacientes fumadores: estudio en una comunidad urbana”, publicado recientemente en la revista científica Archivos de Bronconeumología.

 

Comparativamente, tras el primer año después de dejar el tabaco, la productividad laboral de los ex fumadores ha crecido un 4,5 % en comparación con los trabajadores que continúan fumando. Y esa productividad sigue creciendo, acercándose hasta la de los no fumadores.

Coste sanitario

En España fuman una de cada cuatro personas mayores de 15 años, pero los efectos del consumo de tabaco también los padecen los no fumadores que inhalan pasivamente el humo.

 

Aunque son difíciles de estimar en términos económicos, pueden incrementar los costes sanitarios del tabaquismo hasta en un 15%, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

 

“Nuestro estudio muestra que el coste sanitario anual en fumadores es de 848,64€ y de 474,71€ en no fumadores, lo que supone un sobrecoste del 44 %”, asegura la doctora Isabel Nerín, neumóloga, miembro del Área de Tabaquismo de SEPAR.

Sobrecoste

Ese sobrecoste de pacientes que fuman está motivado por una mayor utilización de los servicios sanitarios, un mayor consumo de fármacos de uso crónico y el incremento de los días de baja laboral por incapacidad temporal.

 

“El hecho de ser fumador incrementa más del doble la probabilidad de ser una persona de elevado coste sanitario. Los resultados obtenidos indican que en pacientes no fumadores la media de días de baja laboral por incapacidad temporal se sitúa en 7, mientras que en pacientes fumadores es de 11”, añade la doctora Negrín.

 

La investigación también constata que los pacientes exfumadores pueden generar más gasto sanitario que los no fumadores en los primeros 4 años después de abandonar el tabaco. Otros estudios publicados demuestran que los pacientes exfumadores de menos de 3 años suponen un 46 % más de gasto de hospitalización. Los de 3-15 años un 22 % y a partir de los 15 años el coste es similar a los que nunca han fumado.

También te puede interesar:

Continúa leyendo