Descifra las etiquetas de los alimentos

¿Está en chino?, ¿en japonés?, ¿en escritura jeroglífica? Las ‘leyendas’ que aparecen en las etiquetas de los alimentos son, a menudo, un auténtico enigma. Este diccionario acude en tu ayuda para que, por fin, sepas lo que quieren decir cuando pone...  

 

Aceites vegetales

La normativa que entró en vigor en diciembre de 2014 obliga a que en la etiqueta se detalle el tipo de aceites vegetales y grasas refinadas que se utilizan en la elaboración de un producto, es decir, su origen botánico: de palma, de girasol, de oliva...

 

Aditivos

Son sustancias que se añaden a los alimentos para realzar el sabor, el color, la textura, las propiedades nutricionales, o para que duren más en condiciones óptimas. Los permitidos por la Unión Europea para uso alimentario son los famosos E que van seguidos de un número.

 

Alérgenos

Desde finales de 2014 deben destacarse en las etiquetas con una tipografía diferente, según la nueva normativa europea. Las 14 sustancias alergénicas de obligada identificación por ser las más habituales son: cereales con gluten (trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas), crustáceos, huevos, pescado, cacahuetes, soja, leche, frutos con cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, pistachos o alfóncigos, nueces de macadamia y de Australia), apio, mostaza, sésamo, dióxido de azufre y sulfitos, altramuces y moluscos.

 

Alto contenido en...

Para que una etiqueta contenga esta frase referida a la fibra, al magnesio, al calcio o a la vitamina C, por ejemplo, tiene que contener al menos un 30 % de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR).

 

Bajo en calorías, en grasas...

Le ley solo permite colocar la leyenda ‘Bajo en calorías’ en los alimentos que tienen menos de 40 calorías por ración de 100 gr o 100 ml. ‘Bajo en grasas’ son los que tienen menos de 3 gr. de grasa por ración en los alimentos sólidos y menos de 1,5 gr. de grasa en los líquidos. ‘Bajo en azúcares’, los que contienen menos de 5 mg. de azúcar por ración, y ‘Bajo en sal’, si contienen menos de 0,12 gr/ración. 

 

Bio, eco, orgánico

Son diferentes palabras, pero significan exactamente lo mismo: que son alimentos de producción ecológica según las normas de la UE. Si se trata de agricultura, lo que indican estos términos es que en su producción se evita el uso de sustancias químicas, es decir, fertilizantes. En cuanto a los animales (carne y pescado), lo que significa es que no se utilizan hormonas de crecimiento, se tiene en cuenta el bienestar animal, por ejemplo en el caso de los pollos o las vacas, y además contribuyen a cuidar el medio ambiente.

 

Condiciones de conservación

Esta frase en la etiqueta de un producto alimenticio significa que es necesario explicar la forma correcta de guardarlo para garantizar su adecuada conservación ya en el domicilio del consumidor. Por ejemplo: mantener de 0º a 4º (productos frescos), a -18º (productos congelados), en lugar fresco, seco y alejado de la luz directa (azúcar, café, legumbres...).

 

Elaborado a partir de...

La nueva normativa europea exige que esta leyenda aparezca en los envases de alimentos que tengan la apariencia de ser una pieza entera (de carne o de pescado), pero en realidad estén elaborados de piezas combinadas de producto. En la etiqueta de estos alimentos se deben especificar, además (junto a las leyendas "elaborado a partir de piezas de carne", como las salchichas, o "elaborado a partir de piezas de pescado", como los palitos de cangrejo), otros ingredientes como aditivos, enzimas, proteínas de origen animal o agua añadida.

 

Fecha de caducidad

Indica la fecha a partir de la cual no se garantiza que el producto alimenticio esté en buenas condiciones para su consumo, es decir, a partir del momento en que podría suponer un riesgo para la salud. Esta leyenda se pone en productos muy perecederos por razones microbiológicas. Sin embargo, no es necesario ponerlo en productos como frutas y verduras frescas, vinagre, sal, azúcar y pan o repostería de consumo diario.

 

Fecha de consumo preferente

En este caso, lo que señala es la fecha hasta la que los alimentos conservan sus propiedades organolépticas (presencia, textura, sabor) y nutritivas. Pero es únicamente una mera información, si se consume después de esta fecha en ningún caso supone un peligro para la salud.

 

Fuente de vitamina C, de fibra...

Esta leyenda en un envase declara que una vitamina, un mineral o cualquier otro nutriente está presente en un alimento o bebida al menos en una cantidad igual o superior al 15 % de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) en 100 gr. o en 100 ml. (por envase cuando es una única porción).

 

Información nutricional

Indica el valor energético, grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal que tiene el producto. También debe detallar las cantidades por 100 gr. o 100 ml. y el porcentaje que representa sobre la Cantidad Diaria Recomendada para una persona adulta.

 

Lista de ingredientes

Deben aparecer siempre en orden decreciente en relación a su peso durante el proceso de elaboración. El nombre de los ingredientes se debe dar de acuerdo a los criterios determinados para la denominación de los alimentos; es decir, tienen que ser nombres legales, habituales o descriptivos. Si el producto está hecho con un solo ingrediente, no es necesario indicarlo. Tampoco es obligatorio en frutas y verduras frescas, aguas carbónicas, vinagres, quesos, mantequillas, leche y nata fermentada.

 

Peso neto

En los productos envasados debe aparecer la cantidad neta, que se expresa en peso para los alimentos sólidos (mg, gr, kg) y en volumen (ml, cl, l) para los líquidos. Cuando se trata de productos sólidos que se presentan envasados en medios líquidos (como las conservas en salmuera o los productos congelados), hay que indicar el peso neto escurrido del producto.

 

¿Sabes a qué se refiere cada "E"?

 

1. Colorantes. (E-100 a E-199). Dan color o devuelven el color original a los alimentos. Pueden ser naturales (caroteno, clorofila, caramelo) o químicos.

 

2.Conservantes. (E-200 a E-299). Retrasan el enmohecimiento, enranciamiento, fermentación o putrefacción de los alimentos.

 

3. Antioxidantes. (E-300 a E-399). Se usan en margarinas, bollería y queso fundido. Evitan el deterioro causado por la oxidación de las grasas.

 

4. Emulgentes, estabilizadores y espesantes. (E-400 a E-499). Estabilizan la textura, unen sustancias dispersas, retienen agua, etc.

 

5. Reguladores de Acidez y Antigrumos. (E-500 a E-599). Alteran o controlan la acidez o la alcalinidad.

 

6. Potenciadores del Sabor. (E-600 a E-699). En este grupo está el famoso glutamato monosódico que se usa en la comida rápida.

 

7. Edulcorantes. (E-900 a E-999). Aportan sabor dulce: la sacarina, el ciclamato...

 

Por Raquel Mulas

Continúa leyendo