Después de la baja maternal

Te contamos las medidas con las que cuentas para conciliar la vida familiar y laboral tras las 16 semanas de permiso por maternidad.

Las madres pueden distribuir las 16 semanas de permiso por maternidad como les plazca, con la única obligación de que las 6 primeras sean disfrutadas inmediatamente después del parto, para recuperarse físicamente. Las 10 semanas restantes las pueden ceder a los padres. Transcurrido ese permiso, no se acaban los derechos que protegen a las madres trabajadoras, pues la ley contempla una serie de medidas que facilitan la reincorporación y la conciliación de la vida laboral y personal. Te contamos cuáles son.

 

Baja a tiempo parcial

 

Puedes optar por una baja maternal a tiempo parcial si has cumplido con las 6 semanas de permiso obligatorio y tienes la intención de incorporarte al trabajo ya. Se trata de convertir las 10 semanas de permiso restante a tiempo completo en 20 semanas a tiempo parcial, es decir, trabajando la mitad de la jornada. Esta posibilidad entró en vigor en marzo de 2007 tras la aprobación de la Ley de Igualdad de Oportunidades.

 

Permiso de lactancia

 

Durante el periodo de lactancia, tanto tú como el padre de la criatura (pero solo uno de los dos) tenéis derecho a ausentaros una hora de vuestra jornada laboral o dos medias horas para ir a atender al bebé, hasta que cumpla nueve meses. Si lo prefieres, puedes dividir esa hora en dos partes para entrar al trabajo media hora más tarde y salir media hora antes.

 

Esa hora de permiso diario por lactancia la puedes cambiar por 15 días completos que se suman a la baja maternal cuando finaliza. La ley también contempla una baja por riesgo durante la lactancia. Esto signica que si desempeñas un trabajo con riesgo, porque potencialmente puede contaminar la leche, tienes derecho a solicitar un traslado a otro puesto más seguro para tu salud. Si no es posible, el contrato se suspende hasta que el bebé cumpla nueve meses. Durante ese tiempo, cobras el 100 % de lo que cotizas.

 

Reducción de jornada

 

Hasta que tu hijo tenga 12 años, la madre y el padre podéis solicitar reducir vuestra jornada laboral un mínimo del 12 % y un máximo del 50 % (con el recorte salarial equivalente). Ambos progenitores podéis acogeros a este derecho a la vez, pero si trabajáis en la misma empresa y es para cuidar al mismo hijo es potestad del empresario denegar este derecho a uno de los dos. Si optas por acogerte a esta medida, tendrás que avisar al empresario al menos con 15 días de antelación (o los que determine el convenio colectivo que afecte a la empresa).

 

Excedencia

 

También puedes tomar la decisión de dedicar todo tu tiempo a la crianza de tu hijo. En este caso, puedes pedir una excedencia de hasta tres años sin perder la antigüedad. Durante el primer año te reservarán el puesto de trabajo; luego, solo te ofrecerán uno de la misma categoría.

Continúa leyendo