Entrevista a Paloma Esteban, de ADAMS

El 12 de julio tiene lugar, este año de manera virtual, la Carrera contra la Violencia de Género. Como en cada edición, contamos con el patrocinio de empresas comprometidas con la igualdad y con la lucha contra esa lacra, como Adams.

ADAMS fue la primera entidad de formación en adherirse a la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género, en 2013. “Desde entonces, su compromiso es firme”, como afirma Paloma Esteban, directora de Recursos Humanos y Legal.

¿Por qué decidisteis apoyar a este colectivo en concreto?

En ADAMS, queremos que nuestras acciones de responsabilidad social corporativa contribuyan a mejorar la vida de las personas. Creemos en la igualdad de oportunidades y la igualdad de género, y trabajamos para combatir su vulneración. Por ello, desde el año 2010, ayudamos a las mujeres víctimas de violencia de género a revertir su situación.

Contar con un puesto de trabajo concede a estas mujeres una mayor independencia económica e incrementa su confianza y su autoestima. También se convierte en un mecanismo de prevención para que la situación de violencia no se repita en el futuro.

“La formación mejora la autoestima y seguridad de las mujeres

¿En qué consiste ese apoyo?

Mantenemos acuerdos con las comunidades autónomas en las que estamos presentes con centros de formación de la Comunidad Valenciana, Generalitat de Catalunya, Comunidad de Madrid, Junta de Andalucía y Gobierno de Aragón.

A través de estos convenios, concedemos becas de formación a mujeres víctimas de violencia de género. En el caso de la Comunidad Valenciana, ampliamos esa ayuda a los hijos de estas víctimas. De esta forma, ponemos a disposición de las personas beneficiarias
nuestro catálogo de cursos, para que puedan formarse de manera gratuita. Como resultado de estos acuerdos, durante 2019, se formaron 174 personas.

Colaboramos también con la Fundación Integra con becas para mujeres víctimas de violencia de género que esta fundación atiende.

Además de esta carrera, ¿qué otras iniciativas apoyáis?

Fuimos la primera entidad de formación en adherirnos a la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género y participamos en iniciativas de sensibilización.

Internamente, la igualdad es un principio estratégico de la empresa. Por ello, contamos con un Plan de Igualdad, un conjunto de medidas y políticas que integran la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres, así como con protocolos de detección y actuación en caso de acoso.

¿Una mujer con formación tiene menos posibilidades de sufrir violencia de género?

La formación puede ser el motor que les permita cambiar. La inserción en el mundo laboral ayuda a las víctimas de violencia de género a salir del círculo de la violencia. Tener independencia económica y social, así como equilibrio psíquico y emocional, les permite romper el vínculo con su agresor y les proporciona autoestima y seguridad en sí mismas. Una formación adecuada es el primer paso para mejorar sus opciones de conseguir un empleo y, con ello, ingresos y autonomía, lo cual es clave para normalizar su vida y sus relaciones.

También te puede interesar:

Continúa leyendo