¿Es posible conseguir una hipoteca que financie toda la compra de mi vivienda?

¡Resuelve todas tus dudas sobre las hipotecas!

casa

A la hora de comprar una vivienda, no basta con presentar un perfil solvente a las entidades. Si queremos asegurar el tiro, también será necesario disponer de un porcentaje de ahorros cercano al 35 % sobre el valor de compraventa, de los cuales un 15 % se destinarán a cubrir los gastos de gestión de apertura de la hipoteca y el 20 % restante como pago de entrada a la vivienda. Si no disponemos de este capital, podemos intentar recurrir a las hipotecas 100 % financiación, un producto muy extendido hace unos años, pero que ahora los bancos recelan de comercializar.

También te puede interesar:

¿Cómo conseguir toda la financiación que necesito?

En primer lugar, dependiendo de nuestro nivel de ahorros previos, podemos diferenciar dos tipos de productos que podemos requerir. Por una parte, tenemos las comentadas hipotecas 100 % de financiación, que cubrirán el 100 % del importe de la compraventa. Si tampoco disponemos del capital suficiente para cubrir el 15 % de los gastos, lo que buscaremos será una hipoteca 100 % más gastos. Para aumentar las posibilidades de conseguir toda la financiación que necesitamos, tenemos otras maneras:

  1. Comprar un piso de banco. A pesar de que durante los últimos años los bancos han conseguido librarse del ladrillo acumulado durante los años negros de la crisis, aún tienen en su haber un volumen importante de activos inmobiliarios. Si bien no se encuentran tipos de interés mejores en las hipotecas para pisos de bancos, sí que es posible mejorar aspectos como el techo de la financiación, por lo que será más posible negociar un 100 %.
  2. Presentar un perfil muy por encima de la media. A pesar de que sobrepasar el 80 % resulta difícil de conseguir para el gran público, si tenemos la suerte de contar con un perfil muy solvente, con garantías de pago adicionales (como otras propiedades), no nos será tan difícil conseguir vender la operación a nuestro banco

¿Por qué es más difícil conseguir estos créditos?

Como decíamos al inicio, los préstamos que cubrían toda la operación financiera tuvieron una alta difusión en los años previos a la crisis. En un contexto de desarrollo ininterrumpido y precios al alza, nadie podía esperar el cataclismo económico posterior. Pero las hipotecas 100 llegaron a acumular una tasa de morosidad muy superior a la de las hipotecas convencionales.

Otro de los motivos que desalientan a la banca a cubrir todo el importe de la compraventa es, probablemente, que este tipo de hipoteca no se puede titulizar, es decir, que no pueden vender nuestra deuda a una tercera parte, como si se tratara de un producto de inversión.

¿Qué tengo que saber sobre las hipotecas 100 %?

Los puntos a tener en cuenta respecto a este tipo de hipoteca son esencialmente los mismos que podríamos tener en cuenta frente a los préstamos inmobiliarios convencionales, salvo con algunas pequeñas diferencias.

Por una parte, mencionábamos en el anterior punto, si pedimos más dinero, las cuotas mensuales que tendremos que satisfacer serán mayores, dejándonos con menor liquidez a final de mes. Para solventar esto, las hipotecas 100 % puede ofrecer plazos de hasta 40 años, pero entonces debemos saber que alargar el plazo de un préstamo lo encarece. 

Para completar las garantías de nuestros perfiles, suele ser tentador el uso de avalistas que cubran con sus bienes una posible situación de impago por nuestra parte. Resulta indispensable ser conscientes del riesgo que esto supone, normalmente para personas muy cercanas, ya que estas no tendrán nada que ganar y sí mucho que perder.

CONTINÚA LEYENDO