La Movilidad Laboral te Abre Puertas

Si donde vives no encuentras no ya el empleo que te gustaría, sino un trabajo o las herramientas que necesitas para crecer en tu profesión, sal de tu entorno, porque las oportunidades se pueden multiplicar. ¿Estarías dispuesto a desplazarte de tu ciudad o de tu país para trabajar en alguna de nuestras filiales?
En los últimos años, y con la crisis en pleno apogeo, esta pregunta ha ido cobrando cada vez más importancia. Si llegas a una entrevista de selección y dices ‘no’, puedes considerar que has jugado todas tus cartas y has perdido. Pero si tu respuesta es afirmativa, lo más probable es que se multipliquen las posibilidades de que cuenten contigo. “Un candidato que de verdad quiere viajar, hace preguntas concretas sobre la movilidad, incluso cuenta experiencias previas. Si no ha necesitado hacerlo en sus anteriores experiencias, lo recomendable es que transmita con claridad por qué estaría dispuesto a viajar, si lo ha valorado bien, si conoce el sacrifico personal que esto supone y dejar evidencias claras de su interés por conocer otros países, otras culturas o trabajar en equipos interculturales que le enriquezcan”, explica Noelia de Lucas, directora comercial de la consultora especializada en selección de personal Hays España. Y detalla: “En muchas ocasiones identificamos un perfil con cierto carácter aventurero”.
UN FACTOR MUY VALORADO
Así es, la movilidad laboral es un factor muy valorado. Se podría decir que es casi indispensable para encontrar empleo, para ampliar las posibilidades de promoción e incluso para mejorar un historial profesional que ya de por sí sea bueno, pues las oportunidades no siempre se encuentran en los lugares de residencia de los candidatos. De hecho, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, en 2013 los desplazamientos de trabajadores a otras provincias españolas aumentaron un 12,48%, respecto al año anterior. Eso sin hablar de los 700.000 ciudadanos españoles que se han trasladado a otros países para trabajar en los últimos cuatro años, de acuerdo con un estudio de la Fundación Alternativas. En el mismo informe se apunta que los seis primeros países de destino de los españoles son Reino Unido, EE UU, Francia, Alemania, Argentina y Ecuador.
MERCADO GLOBAL
Vivir la experiencia de trabajar fuera incorpora al currículo una serie de habilidades difíciles de alcanzar de otro modo. “Una persona que se ha movido se hace más flexible, más abierta. En definitiva, la mente se enriquece. Si está acostumbrada a despachar en distintos idiomas y con personas de diferentes culturas, tendrá esta perspectiva amplia y sabrá mejor cómo actuar ”, considera Noelia de Lucas. Como experta en procesos de selección ha podido apreciar entre los jóvenes “un ansia por viajar, por conocer y por integrarse en distintas culturas. Gracias a los programas Erasmus, se ha conseguido potenciar mucho este aspecto. Como resultado, el nivel de idiomas en las nuevas generaciones es más fuerte y ven el mercado como global”, reconoce.
RAZONES PARA MARCHARSE: Mejor proyecto o salario.
Una encuesta realizada por la consultora Hays concluye que, entre los profesionales que ya trabajan fuera de España, el 36% emigró por no haber encontrado oportunidades de trabajo aquí, un 28% porque le ofrecieron un proyecto más interesante en el exterior, el 14% porque
suponía una mejora salarial y un 10% porque su empresa le destinó en una filial. El 85% se trasladó en los últimos cinco años, y el 82% tiene pensado regresar a España; de ellos, el 68% antes de cinco años, mientras que apenas un 15% tiene decidido quedarse en el país de acogida.
¿Por qué salimos poco los españoles?
Comparados con nuestros vecinos europeos, los españoles salimos muy poco de nuestras fronteras en busca de trabajo. Según Noelia de Lucas, esto se debe a nuestro concepto de familia: “Necesitamos el contacto con el círculo cercano de amistades y de relaciones habituales". También se debe, a nuestro nivel de idiomas, “que históricamente, y por la situación que ha vivido España, no ha sido bueno”.
Por: Raquel Mulas

Continúa leyendo