Vídeo de la semana

Lo que debes saber antes de comprar una casa

Hay detalles que nos pasan inadvertidos y otros en los que ni pensamos antes de comprar una casa. Quizá por exceso de confianza. Usa todos los recursos para obtener información sobre la vivienda, ¡incluso preguntar a los vecinos!

Hay detalles que nos pasan inadvertidos y otros en los que ni pensamos antes de comprar una casa. Quizá por exceso de confianza. Usa todos los recursos para obtener información sobre la vivienda, ¡incluso preguntar a los vecinos!

 

¿Es práctico?

 

Culturalmente, en España solemos comprar una casa y no cambiar nunca, como dice Manuel Gandarias, director del Gabinete de estudios de Pisos.com, así que hay que elegir bien. De tus prioridades presentes y futuras dependerá la localización (comercios, colegios, transportes) y el tamaño y distribución de la vivienda.

 

¿Te lo puedes permitir?

 

Si estás buscando, suponemos que sí. Pero debes saber que los bancos ahora no financian más del 80 % de la vivienda y que los gastos que se derivan de su compra (impuestos más gastos como notario, gestoría...) cuestan en torno a un 10-12 % del valor de la misma. Es decir, debes tener ahorrado alrededor de un 32 %.

 

Luz y ruidos

 

Se suelen recomendar las orientadas al sur, sobre todo en las zonas frías de España, por la cantidad de luz natural que reciben. Lo mejor es que vayas varias veces al día para comprobar la luminosidad y el ruido a distintas horas.

 

¿Todo en orden?

 

Abre todos los grifos para asegurarte de que la presión no disminuye, comprueba el estado de la luz (y que tenga cuadro de luces moderno, contador inteligente, etc.) y el gas, la calefacción, los enchufes, baldosas, paredes, etc.

 

La información es poder

 

¿Es el vendedor el propietario? ¿El piso tiene cargas económicas? Si no te dan esa información en la inmobiliaria, la tienes en una Nota Simple que puedes pedir en el Registro de la Propiedad o en registradores.org por 9 €. Pide también el valor catastral de la vivienda: es gratuito y te dirá los metros construidos (porque no siempre coinciden con lo que te dice el vendedor) y “nos dará una idea de la antigüedad del inmueble”, dice Gandarias.

 

¿El piso vale lo que piden?

 

Según el experto, el siguiente paso es calcular y comparar el precio por m2 con cinco o diez ‘testigos’, o sea, otros inmuebles de la zona. Eso te dará una idea de si esa casa está realmente en el precio de mercado. “También puedes acudir a los agentes inmobiliarios para ver qué operaciones similares se han cerrado ya”.

 

Pregunta a profesionales

 

No solo los bancos piden tasaciones. “Cada vez se usa más como herramienta comercial”, afirma Gandarias. Una tasación tiene validez jurídica y cuesta algo más de 300 €, pero hay algo más light: la valoración. Por unos 10 €, un experto cruza los datos que le damos (superficie) con los del catastro y sus propios ‘testigos’ y estima un precio de mercado. Eso sí, no es del todo certero. Además, “hay un servicio a medio camino entre la valoración y la tasación, por unos 150 €, en el que el experto también valora presencialmente la casa”. Esta intervención es más fiable.

 

Comunidad de vecinos

 

Es fundamental hablar con el administrador o la junta de propietarios para saber si el dueño está al corriente de todos los pagos, para conocer el estado de las instalaciones comunes y saber si hay previstas futuras derramas u obras (remodelaciones, instalación de rampas o ascensor, etc.). Y, claro, saber cuánto se paga mensualmente de comunidad.

 

Otros pagos al día

 

Pide al administrador la copia de la última inspección técnica de edificios (ITE): “Si es un inmueble antiguo, es fundamental”. Por último, pide al vendedor el justificante de pago del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) para saber el coste y si el pago está al día: el año de la venta, independientemente del mes en que se produzca la venta, le toca a él pagarlo.

Certificado energético

 

Es un documento necesario para cerrar la operación ante notario y lo tiene que solicitar el vendedor (cuesta unos 50 €). Pídeselo antes de este paso para comprobar la calificación que tiene el edificio (basándose en el aislamiento térmico, consumo de energía, etc.). “La media está en un certificado energético C o D”, dice Manuel Gandarias. La categoría A solo la obtienen pisos nuevos, que hacen uso de energías renovables, etc.

Continúa leyendo