¡No Dejes que te Estafen! (en Internet)

Trabajos que prometen elevados ingresos, móviles de diseño a precio de ganga o ligues que piden dinero antes de una cita son algunos de los fraudes en auge en Internet. Te damos las claves para detectarlos y evitarlos.
Utilizamos la Red cada vez más. Y no sólo para comprar, también para conectarnos a las redes sociales o buscar trabajo, por ejemplo. Los ciberdelincuentes lo saben e intentan sacarle partido: prueba de ello es que el número de fraudes detectado por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional no deja de crecer. Conocerlos te servirá para estar prevenida y alejarte de ellos.
Teléfonos de última generación, aparatos electrónicos y videojuegos, ropa de marca... Si estás buscando alguna de estas cosas y la encuentras a precio de ganga, desconfía, porque los fraudes se producen, sobre todo, con el gancho del 'chollo irresistible'. El vendedor suele ser un supuesto particular que acude a páginas conocidas y utilizadas por los internautas. Por ello, la policía advierte de que ya no basta con saber que la web que visitamos es segura: debemos comprobar también la fiabilidad del vendedor.
Coches de segunda mano casi regalados y alquiler baratísimo de apartamentos de ensueño. Estos anuncios terminan siempre por demostrar que lo que parecía increíble... lo era. Recuerda: nunca entregues una señal (a cuya recepción se supone que te enviarán las llaves y la documentación) sin tener una garantía. Puede ocurrir que los timadores presenten cualquier excusa (por ejemplo, que viven en otra ciudad o están de viaje) para no encontrarse contigo. La policía señala la importancia de denunciar estos casos aunque la cantidad estafada sea pequeña.
Citas románticas en las redes sociales. Ya es todo un clásico en Internet: un supuesto ciberenamorado o ciberenamorada  desea encontrarse con su interlocutor online, pero necesita dinero para viajar desde la ciudad en la que vive. Obviamente, la cita con esa persona de la que creemos tener fotos auténticas muy atractivas nunca llega a producirse. Asegúrate de conocer al destinatario de tu dinero.
Ofertas de empleo demasiado buenas. El trabajo es muy cómodo (en teoría, en algunos casos se puede hacer desde casa); accesible, pues no piden requisitos físicos concretos ni titulaciones especiales; compatible con cualquier actividad, ya que no exigen horario, y, por supuesto, con grandes beneficios para los candidatos. Ojo, la trampa está en que sólo se consigue colaborar con la empresa a cambio de una pequeña cantidad de dinero, o bien a través de interminables entrevistas telefónicas con un número de tarificación especial. Por supuesto, el cándido solicitante nunca conseguirá el trabajo, por la sencilla razón de que no existe.
Engaños 'eternos' que siguen produciéndose en la Red: falsos procesos de selección para modelos de pasarela; venta de copias de ínfima calidad como si fueran productos auténticos; peticiones de solidaridad por motivos diversos pero siempre a través de inexistentes ONG; concursos y concesiones de premios que requieren llamar a números de tarificación especial (lo que conlleva durante un tiempo un alto coste para el afectado), webs falsas de recarga de móviles... Sin olvidar el phishing: correos electrónicos que intentan suplantar al banco para captar los datos del usuario, acceder a su cuenta y robarle.
CONSEJOS para blindarse frente a los timadores.
Para detectar y evitar el fraude 'online', los agentes especializados en delitos cibernéticos recomiendan:
1. Ser precavidos. Debemos estar seguros de conocer lo que nos quieren vender y de que podemos confiar en quien lo vende.
2. Utilizar una página que comience por https para realizar el pago.
3. Revisar periódicamente las cuentas corrientes. Podremos detectar con más facilidad pequeños pagos indeseados, extraños cobros, etc.
4. No atender jamás un e-mail que pida nuestros datos, menos aún
si solicita los bancarios, y no abrir links de procedencia desconocida.
5. Mantener el ordenador al día. Sistema operativo, programas, navegador y smartphone deben estar actualizados y tener instalados un antivirus de confianza y un cortafuegos (firewall).

Continúa leyendo