Percances navideños: ¿qué puedes hacer?

Los percances navideños pueden amargarte las fiestas y algunos tienen difícil arreglo. Por eso te avisamos con tiempo; ¡aún puedes prevenir!

Tu hijo se pasa con la bebida y ‘la lía’

 Si tu hijo menor de edad causa algún daño por estar bebido y le ponen una multa, “tú serás responsable por él de los daños y perjuicios, pero las sanciones y las multas son personales”, dice Olaitz Alberdi, de ABA Abogadas.

En Nochevieja se te olvida la entrada

En ese caso, no hay mucho que hacer; los organizadores de la fiesta no están obligados a llevar un registro: “Para eso existe la propia entrada”, dice la abogada. Tampoco suele valer el justificante de compra, pues no tienen manera de saber si le has dado tu entrada a alguien.

Te vetan el acceso a
 una fiesta...

Si ya vas con dos copas de más o mal vestido, da igual que hayas comprado una entrada: ellos tienen el derecho de admisión. Eso sí, para que no sea arbitrario, “están obligados a detallar antes del día si hay prendas prohibidas u obligatorias, para que puedas preverlo”.

... o llegas a la puerta 
y hay aforo completo

Para poder reclamar la devolución del importe y los daños y perjuicios que te hayan causado, debes tener una prueba de este imprevisto: solicita a los organizadores un certificado por escrito donde conste que había aforo completo.

¿Y si te ponen 
garrafón?

Alberdi dice que entonces “sí se podría denunciar o reclamar por estafa o responsabilidad civil”. El problema es que deberías, primero, demostrarlo. De momento, puedes avisar al resto en las apps Guia Garrafon o GarrafON.

Caramelos peligrosos en las cabalgatas

No es la primera vez que un niño recibe un ‘caramelazo’. ¿Quién es el responsable? El organizador de la cabalgata. “Busca testigos y ve al médico si hay lesiones, para dejar constancia de las mismas; y denuncia los hechos”, indica la abogada. También podrías poner una reclamación por responsabilidad al ayuntamiento.

Compras en un mercadillo y cambia de sitio

Tienes los mismos derechos que en un establecimiento: puedes pedir la factura o devolver un producto si está en mal estado. Si el mercadillo cambia de sitio, “puedes localizar a los vendedores por medio del Ayuntamiento, de quien deben tener autorización para comerciar”. Pide por escrito esta información; aunque no es pública, tienes derecho a conocerla si tienes que resolver un problema.

Pides un vestido online ¡y no llega!

Podrás recuperar tu dinero. Y, además, tienes 14 días para devolverlo por cualquier motivo. “Además, podrás reclamar los daños y perjuicios”, dice; si por ejemplo no has podido ir a una fiesta por ese motivo.

Quemas algo con unos petardos

Si demuestran vuestra culpabilidad, “podrían imputaros la comisión de un delito o delito leve”. Además, en algunos municipios está prohibido tirarlos en la vía pública.

La cena de Navidad no es como prometían

Si la cena de Navidad que has reservado no es para nada como prometía el restaurante: haz fotografías, “reclama desde ese mismo momento un descuento en el precio, pon una reclamación en el libro del restaurante y, si ya has pagado de antemano, reclama en consumo mediante arbitraje”; es gratuito.

CONTINÚA LEYENDO