¿Por Qué Ganamos Menos?

Eso es lo que deberíamos preguntar a los cuatro vientos al conocer los resultados del último  'Decil de salarios del empleo principal. Encuesta de Población Activa 2011' del Instituto Nacional de Estadística (INE). En él se recoge una realidad triste y alarmante:  el 30 % de las mujeres españolas y el 46 % de los jóvenes menores de 25 años cobran menos de 1.008,6 euros brutos al mes frente al 10,7 % de los hombres. Además, el  43,2 % de las mujeres reciben menos de 1.218,2 euros al mes, frente al
18,3 % de los varones españoles. Según se indica en la encuesta una de las razones principales  es que las mujeres trabajan a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas en mucha mayor proporción que los hombres.
El informe del INE incluye por primera vez la delimitación en tres colectivos de los 15.096.100 asalariados que hubo en España en 2011. De este modo, el primero está constituido por los 4.528.830 personas (30%) que ganaron menos de 1.218,2 euros mensuales. El segundo lo integran 4,5 millones (también un 30 %) con un sueldo superior a 2.071,8 euros. El tercero es el intermedio y lo componen
6 millones de personas (el 40% restante), que rpercibieron entre 1.218,2 euros y 2.071,8 euros al mes.
Por sexos
, los hombres tienen una mayor concentración en salarios altos (el 35,5%) que las mujeres (el 23,8%), tanto si trabajan a tiempo completo como parcial.
Los salarios más altos: los sueldos brutos más elevados pagados el año pasado en España corresponden a actividades financieras y de seguros y a las empresas energéticas. En el caso de las primeras, el 72 % de sus empleados recibieron salarios superiores a 2.071,8 euros al mes; mientras que en las segundas, el 68,5 % de ellos ganó por encima de esa cantidad.
Los salarios más bajos: se concentran en el servicio doméstico (84,4 % por debajo de 1.218,2 euros) y en el sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, con un 60,9 % por debajo de ese sueldo).
Para concoer más datos del Decil, descarga el pdf.

Continúa leyendo