¿Qué es un Miniempleo Soluciones Anticrisis.

Se trata de trabajos de pocas horas a cambio de remuneraciones que no pueden superar los 400 euros al mes. Esta fórmula se llama minijobs o miniempleos y está en boca de todos. Tiene su origen en Alemania, donde surgió tras la reunificación territorial para combatir el paro y la economía sumergida. Aunque la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado que en nuestro país “no encajan bien en este momento”, la medida no está totalmente descartada.
Una fórmula polémica. Los miniempleos cuentan con tantos detractores como partidarios: para los primeros, suponen mano de obra precaria y barata; para los segundos, la posibilidad de trabajar e incorporarse al mercado laboral. Para Fátima del Moral, catedrática en Economía de la Universidad Complutense de Madrid, implantar en España esta medida sería complicado: “Se produciría un conflicto en materia de remuneración ya que, al contrario que en Alemania, aquí existe el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), fijado en 641 euros. Además, creo que hemos de tener en cuenta las diferencias culturales entre los países de la Unión Europea antes de instaurar medidas comunes. Aquí hay mucha picaresca y no se controlan bien las horas reales de trabajo”. Lo cierto es que en España ya existe el contrato a tiempo parcial, que ofrece lo mismo aunque con ligeras mejoras para el trabajador, que ha de tener un salario proporcional al de un empleado a tiempo completo en el mismo puesto.
Este tipo de contrato, que afecta a 2,3 millones de trabajadores (el 76% de ellos son mujeres), se puede establecer para un número de horas por día, semana, mes o año inferior a la jornada completa, y la retribución es directamente proporcional a las horas trabajadas.
Los sectores más adecuados.
En Alemania hay un total de siete millones de minijobs, la mayoría no cualificados y en sectores minoristas, como hostelería, limpieza, seguridad y comercio. En opinión de Fátima del Moral, si recalaran en España, “deberían estar dirigidos a jóvenes y concretarse en sectores como investigación, desarrollo e innovación. Es decir, los de mayor valor añadido desde el punto de vista tecnológico, cuyo crecimiento es fundamental para la economía española”.
Principales características:
-En los minijobs se establece un máximo de 400 euros netos al mes.
-No hay tope en el número de horas de trabajo.
-El empleado no paga impuestos pero abona voluntariamente las cotizaciones sociales para la jubilación, normalmente el 4,5%. El empresario, por su parte, paga una cantidad global del 30% del sueldo en contribuciones sociales (unos 120 euros mensuales).
-Además de la prestación por desempleo, el trabajador tiene derecho a vacaciones, indemnización por despido, bajas por maternidad y enfermedad, y ayudas por hijo y por transporte.
-Cualquier trabajador puede tener más de un miniempleo y compaginarlo con ayudas y prestaciones del Estado.

Continúa leyendo