Qué mirar para elegir la tarifa de luz más barata

Claves para conseguir la tarifa de luz más económica.

El precio de la luz nos ha llevado de cabeza en enero. Las oscilaciones del mercado, junto a la subida del coste, han hecho que las facturas se hayan disparado en el primer mes del año. Por ello, más de uno hemos empezado a buscar trucos con los que rebajar los próximos recibos. Sin embargo, no hay nada más eficaz que partir de una buena tarifa de luz. Ahora bien, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestro próximo contrato energético? A continuación, explicamos los puntos que debemos mirar para dar con la mejor oferta del mercado.

El tipo de tarifa y el mercado

El primer paso para conseguir la mejor tarifa de luz del momento es tener claro que existen dos mercados en los que contratarla. Por un lado, tenemos el mercado regulado, en el que encontraremos la tarifa por horas (o PVPC) y las alternativas de precio fijo. Por otra parte, podemos acudir al mercado libre, en el que podemos contratar desde tarifas de precio fijo hasta modalidades de cuota estable (todos los meses pagamos lo mismo independientemente del consumo).

Cuál nos interesa más depende de varios factores. Por ejemplo, la PVPC se considera la propuesta más económica. No obstante, estaremos sometidos a las variaciones del mercado. Ahora bien, si queremos una tarifa que nos congele el precio del kWh durante un año, tendremos que mirarlos con lupa en ambos mercados. Por ejemplo, en el mercado libre podemos encontrar precios más bajos. Sin embargo, nos pueden exigir un compromiso de permanencia o la contratación de otros servicios.

Modalidades de ahorro

Para acotar un poco las opciones anteriores, debemos plantearnos cuándo hacemos el mayor gasto energético. Este paso es clave para ahorrar en nuestra factura, dado que existen modalidades que permiten precios más bajos en determinadas franjas horarias.

Tanto en el mercado libre como en el regulado, las tarifas de precio fijo aceptan discriminación horaria. Es decir, que el día se divida en dos o tres tramos. De esta forma, si nos pasamos el día fuera de casa y gastamos el mayor volumen de luz por la noche, podemos pagar menos estas horas.

De igual forma existen propuestas dentro del mercado libre más variadas, como tarifas que permiten elegir las ocho horas en las que queremos pagar menos. En definitiva, no debemos pasar por alto los planes de ahorro.

La letra pequeña del contrato

Al mercado eléctrico se le ha acusado siempre de ser poco transparente. Para no acabar firmando algo que no nos interesa, es importante revisar bien el contrato. Ahora bien, ¿qué podemos hacer cuando la oferta nos la hacen por teléfono? Tan fácil como apuntarnos el nombre de la tarifa y buscarla en la web de la compañía.

Con el contrato delante, ¿qué cláusulas hay que mirar a conciencia? Al igual que sucede con las compañías de internet, el compromiso de permanencia puede ser perjudicial. Para hacernos una idea, las comercializadoras nos pueden penalizar con un 5 % de la energía pendiente de consumir por romper el contrato antes de la fecha pactada.

Por otro lado, uno de los trucos más utilizados por las comercializadoras de luz es proponer rebajas en sus tarifas a condición de contratar algún servicio adicional. El principal problema es que dicho producto añadido suele encarecer más la factura que el descuento que conseguimos. Por lo cual, antes de dejarnos seducir por la promoción debemos hacer cuentas. Además, si nuestra idea nunca fue añadir dicho servicio ¿por qué deberíamos sumarlo?

Finalmente, si el descuento no exige la contratación de otros servicios debemos buscar hasta cuándo se nos aplicará y si realmente sale a cuenta. Y es que, aunque nos ofrezcan un descuento del 5 %, o incluso del 20 %, no implica que vayamos a pagar menos que con otra tarifa que no tiene ninguna oferta. Por ello, una vez más, antes de dejarnos engatusar por las promociones, debemos hacer cuentas para comprobar que realmente estamos ante la tarifa de luz que más nos va a permitir ahorrar en función de nuestro consumo.

Por: HelpMyCash.

Continúa leyendo