¿Quieres Vender tu Piso Rápidamente

Hoy en día, se tarda en vender un inmueble de segunda mano más de un año: 465 días, según datos del portal inmobiliario Idealista.com. De modo que reducirlo en una tercera parte o a la mitad ya sería un triunfo. Te ayudamos a sacar la artillería pesada para que no pierdas ni un minuto. Sigue nuestros consejos para convertir tu vivienda en una tentación para el comprador. ¡Te la quitarán de las manos!

AJUSTA EL PRECIO
Poner un precio atractivo y por debajo de la media de la zona es claramente el factor clave para vender con rapidez. Ten en cuenta que, por cada día que un piso está en el mercado y no encuentra comprador, el propietario pierde dinero. El precio medio (a julio de 2014) del metro cuadrado en un inmueble de segunda mano en España es de 1.641 €, un 7,5 % menos que hace un año, de acuerdo con el informe del portal Fotocasa.es. Es decir, el precio sigue a la baja. Para decidir su valor en el mercado, te puede ayudar saber lo que piden por inmuebles similares a la venta en tu barrio. Haz un visita o una llamada simulando ser el comprador y averigua las condiciones de venta. A partir de ahí, fija un precio competitivo.
“Poner un precio de salida más alto que la media de tu zona para negociar a la baja no te beneficia -afirma Fernando Encinar-, sólo provoca que las casas de tus vecinos se vendan antes. Si de verdad quieres acelerar la venta, atiende con rapidez las llamadas (si no lo haces, puede que sea otro el que consiga cerrar la venta) y ten flexibilidad de horarios para mostrarla. En cualquier caso, déjate aconsejar por los profesionales inmobiliarios, ellos conocen lo que se demanda en cada momento”.

PON UN ANUNCIO ATRACTIVO
El cartel de ‘se vende’ en la ventana o el balcón de tu casa no es suficiente para atraer compradores. Utiliza las diferentes plataformas de compraventa que hay a tu alcance y redacta un anuncio que impacte –claro, conciso y directo–, destacando su ubicación y todo lo que tiene: número de habitaciones y baños, calefacción, aire acondicionado, orientación, ascensor, antigu?edad, tipo de barrio... Por supuesto, añade todas las fotos posibles, porque se multiplicarán las visitas. De hecho, según datos del portal Idealista.com, un anuncio con foto se ve un 203,9 % más que uno sin ellas. Los vídeos también cuentan. Si lo haces tú mismo lo puede ver un 64,4 % más, pero si se lo encargas a un profesional las visitas se pueden incrementar hasta en un 423,5 %.

CUENTA CON UN AGENTE INMOBILIARIO
Dejarse asesorar por un profesional es lo mejor cuando la venta se hace cuesta arriba. Los agentes inmobiliarios conocen el mercado como nadie y te ayudarán, además de a fijar un precio realista, a canalizar el flujo de visitas de los posibles compradores, liberándote del engorro de quedar en el piso a deshoras y enseñarlo sin ganas. A menudo el peor enemigo de un piso en venta es un propietario al que se le notan las prisas por quitárselo de encima. Eso sí, hacerse cargo de todo tiene un coste que suele alcanzar el 5 % del importe del inmueble, que sólo se abona en el caso de formalizar la venta.

MEJORA SU IMAGEN
Una entrada descuidada no invita a la compra. Si quieres vender pronto, invierte tiempo o un poco de dinero en mejorar el aspecto del piso: pinta paredes, arregla grifos... A veces sólo se trata de una cuestión cosmética y de mostrar las habitaciones ordenadas, despersonalizándolas como si fueran un hotel, para que se vean objetivamente más bonitas. Es lo que en inglés se llama home staging o preparar una vivienda para su comercialización. En Estados Unidos esta práctica hace furor, porque incrementa el valor de la casa hasta en un 20 %. Hazte con ideas en www.homestagingespana.es/.

Por: Raquel Mulas.

Continúa leyendo