Rentabiliza tu ‘hobby’ en Internet

Convierte esa afición que te apasiona en tu profesión con las siguientes pautas y saca el máximo partido económico del comercio electrónico.

Convierte esa afición que te apasiona en tu profesión con las siguientes pautas y saca el máximo partido económico del comercio electrónico.

 

¿Es una opción real para ti? 

Pregúntate si estás preparada, porque necesitarás todo tu tiempo y energía para sacar el proyecto adelante. Primero, fórmate en nuevas tecnologías, marketing y contabilidad (existen cursos en Internet). Segundo, dedícale horas y no te desanimes (pero sé realista): muchos negocios precisan de 6, 12 o hasta 18 meses para empezar a dar sus frutos. Y, sobre todo, inversión. No te tires a lo loco sin un colchón económico, porque lo necesitarás. 

Busca nichos de mercado 

No pretendas abarcarlo todo. Dentro de tu hobby, encuentra ese segmento del mercado que no está del todo cubierto por la oferta general. Para ello, define tres componentes: tu cliente ideal, el problema específico que solucionas y un método definido para hacerlo. “Los más comunes y que tienen a más mujeres emprendiendo son moda, belleza, comercio electrónico, artesanía, etc. También son los más exitosos”, nos cuenta María Gómez del Pozuelo, consejera delegada de la startup tecnológica Womenalia.com

Prepara tu estrategia 

Define los objetivos, el presupuesto que vas a invertir y los canales que vas a usar. Contratar un dominio (.com, .net, .org…) es sencillo, rápido y barato. Del mismo modo, un hosting (alojamiento web) debe estar dentro de la inversión inicial. También puedes desarrollar un sitio web con herramientas gratuitas como Blogger o Wordpress o atreverte con programas como Dreamweaver. “La estrategia es muy diferente en función de lo grande que quieras hacer tu empresa, pero para arrancar puedes hacerlo sin invertir mucho”, recomienda la experta. 

Por qué en la red 

“Si no está en Internet, no existe”: ya lo dijo Bill Gates en los ochenta. Pero, ojo, tu presencia online debe ser coherente con tus objetivos y estrategia de negocio. Para la consejera delegada de Womenalia, “es fundamental tanto para conseguir información como para emprender un negocio. Si no tienes presupuestos para hacer tu propio ecommerce (comercio electrónico), que es muy habitual, puedes empezar por acudir a todos los market places (encuentros entre vendedores y compradores) presenciales y virtuales, como por ejemplo los que organizan Amazon o el ICEX”. 

Diferénciate del resto

Para buscar la máxima rentabilidad, realiza una investigación de mercado y estudia la competencia. Si tu segmento de mercado ya tiene presencia online, usa las redes sociales para expandirte y marcar la diferencia. Para ello, desarrolla tu producto de forma clara y coherente. María Gómez del Pozuelo resalta: “Depende del target al que te dirijas y el presupuesto que tengas. A nivel de comunicación, hay que atraer a los medios, y hay muchos que apoyan los proyectos de emprendedores”. 

Estudia los resultados

Pasados seis meses, analiza todo. Rentabi­liza: observa qué productos tienen mejor salida en el mercado y cuáles poseen me­nor coste de producción. “Sé paciente: el tiempo hasta producir beneficios depende de la inversión. La de Womenalia fue tan alta que hasta después de 5 ó 6 años no empecé a tener retorno”, confiesa esta em­prendedora que ahora ayuda a otras a desarrollar sus propios proyectos.

 

Continúa leyendo