¿Sexo en la oficina?

El 38% de los españoles estaría dispuesto a tener una aventura con un compañero de trabajo. ¿Cuáles son los pros y los contras de tener sexo en la oficina?

El 38% de los españoles estaría dispuesto a tener una aventura con un compañero de trabajo. ¿Cuáles son los pros y los contras de una relación en el ámbito laboral, o de tener sexo en la oficina?

 

En 2003, la escritora Carmen Salas publicó Dime con quién trabajas y te diré con quién te acuestas (ed. Plaza & Janés), aludiendo a una realidad que prolifera en la actualidad más que nunca. Y es que Cupido no discrimina entre un teatro, una playa, el pub de la esquina o esa oficina en la que pasamos un montón de horas al día.

 

Es más, parece que le gusta especialmente "jugar en los lugares de trabajo", según aseguran encuestas como la de Randstad de 2012. Eso sí, siempre que no sea con el jefe o la jefa (eso mejor para los adictos a los riesgos). Ahora bien, ¿merece la pena embarcarse en una aventura en la oficina? ¿Cuáles son los pros y los contras de hacerlo?

Piénsalo bien

 

Asegura la sexóloga Sara Rivero que, sorprendentemente, a quien más le beneficia que tengamos un lío en la oficina es a la propia empresa, ya que eso mejora la comunicación y la compenetración, pero que hay que tener cuidado, pues "hay empresas que no lo aceptan y son drásticas en este sentido".

 

Con todo, para ella lo peor es cuando la pareja rompe, ya que "las desavenencias traspasan fronteras y afectan al ambiente".

 

El sexólogo José Bustamante, por su parte, coincide en lo básico con Rivero, pero además añade que si la relación supone ser infiel a nuestra pareja habitual, tendremos el problema añadido de que mucha gente de nuestro entorno lo sabrá, o lo sospechará.

 

Así que, si estás a punto de ir más allá con ese compañero o compañera de trabajo, cuenta al menos hasta tres.

Continúa leyendo